Reporteros sin Fronteras acusa a fuerzas rusas de la muerte de periodista ucraniano

·2  min de lectura

El fotógrafo ucraniano Maks Levin murió, probablemente tras ser torturado, en manos de tropas rusas, indicó una investigación de Reporteros sin Fronteras (RSF) publicada el miércoles.

El cuerpo de Levin y de su acompañante, el soldado Oleksiy Chernishov, fueron hallados el 1 de abril en un bosque en las afueras de Moschchun, una aldea situada a unos 20 km de Kiev. Ambos hombres desaparecieron el 13 de marzo.

RSF mandó al lugar, entre el 24 de mayo y el 3 de junio, un equipo de investigadores formado entre otros por el fotógrafo de guerra Patrick Chauvel, que había trabajado junto a Maks Levin durante unos días en la región del Donbás, a finales de febrero.

"Las investigaciones permitieron descubrir elementos que indican que el fotorreportero y su acompañante fueron ejecutados a sangre fría, después de haber sido probablemente interrogados y torturados por las fuerzas rusas el día de su desaparición", indicaron los investigadores en su informe.

Para respaldar sus aseveraciones, los investigadores aportan fotos y la descripción de pruebas materiales halladas según ellos en el lugar del crimen: balas utilizadas normalmente por el ejército ruso, paquetes de cigarrillos, envases de comida, unas instrucciones para el uso de cohetes...

El informe afirma que el periodista y el militar o murieron tras ser detectados por soldados rusos, o fueron capturados y torturados. En el caso del soldado Oleksiy Chernishov) habría sido quemado vivo.

La investigación "sustentará nuestra sexta demanda" ante la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya, indicó RSF a AFP.

La demanda se centrará "exclusivamente en el caso Maks Levin", que ya había sido mencionado en otra demanda previa junto a varios casos el 27 de mayo, añadió la organización.

RSF asegura que ya rindió testimonio ante la justicia ucraniana, a la que entregó fotos del lugar del crimen.

Levin es uno de los ocho periodistas fallecidos desde el inicio de la guerra en Ucrania. El último fue el francés  Frédéric Leclerc-Imhoff, que murió tras el impacto de un obús disparado por fuerzas rusas el 30 de mayo.

pr/jz/mb/

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.