Reporteras protestan por acoso sexual en Colegio de Bachilleres

CHILPANCINGO, Gro., noviembre 17 (EL UNIVERSAL).- Reporteras y fotorreporteras de Chilpancingo protestaron en las oficinas centrales del Colegio de Bachilleres (Cobach) por el acoso sexual que sufrió la periodista María Avilés Rodríguez por parte de un trabajador del Plantel número uno "Antonio Campos Santana".

Alrededor de las 11 de la mañana, unas 20 reporteras y fotoreporteras protestaron fuera de la oficina del director general del Cobach, Jesús Villanueva, para exigir un alto al acoso y violencia sexual.

Un día antes, en sus redes sociales, Avilés Rodríguez denunció el acoso:

"Hoy a las 10 de la mañana sufrí acoso por parte de este tipo. Realizaba mi trabajo, soy reportera, cubría una marcha de unos trabajadores y en el Museo interactivo La Avispa el hombre en la imagen me tomó fotografías, lo enfrenté le pregunté por qué lo hacía, cínicamente me dijo que porque estaba bonita.

"Le exigí que las borrará, después me cuestionó que por qué yo tomaba fotos (obviamente por mi trabajo)... Busqué a un policía y no había. Dos compañeros me auxiliaron y le dijeron que borrara mis fotos... Después el tipo argumentó que era abogado y que no estaba cometiendo ningún delito.

"Total borro un video que me había tomado y se fue del lugar... Me enteré que es trabajador del Colegio de Bachilleres plantel 1. Mi publicación es con la finalidad, claro, de exhibir a quienes no nos dejan caminar libremente".

Este jueves, las reporteras y fotógrafas leyeron un pronunciamiento para exigir el cese del acoso sexual en su contra.

"Como mujeres periodistas nos preocupa esta situación ya que no es la primera vez que María Avilés es víctima de agresiones mientras ejerce su oficio periodístico por parte de distintos actores políticos y sociales”, dice el documento.

Explicaron que el comportamiento del trabajador del Cobach "indica que existe un riesgo para las jóvenes estudiantes de la institución donde labora".

"El acoso sexual en espacios públicos en un problema social gravísimo, desafortunadamente normalizado por el patriarcado que justifica al agresor y,  responsabiliza a la agraviada de la conducta de otro. Las autoridades imponen a la víctima la responsabilidad de presentar pruebas en caso de denuncia, por hechos generalmente cometidos de manera velada u oculta".

Exigieron a la gobernadora, la morenista Evelyn Salgado Pineda, que implemente una estrategia profunda,  amplia y efectiva de difusión en los medios de comunicación para generar el cambio cultural "que se necesita y garantizar nuestros derechos como mujeres e integrantes del gremio periodístico".

Además, lamentaron que Avilés Rodríguez después de su denuncia pública sufrió la criminalización social debido "a que ha sido responsabilizada  por exponerse a estas acciones en su trabajo como periodista,  y por cómo se viste".