Reportan saldo blanco, tras sismo de 5.7 grados

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 20 (EL UNIVERSAL).- Un sismo de 5.7 grados, cuyo epicentro en San Marcos, Guerrero, sorprendió la noche de este viernes a los habitantes de la Ciudad de México y el Estado de México, quienes en su mayoría escucharon la alerta sísmica y salieron de las casas y edificios, aunque no fue perceptible en toda la región.

Hubo reportes de quienes al haber escuchado el sonido emitido de los postes conectados al C5 —que fue 96% los que funcionaron— destacaron que hubo un mensaje de que había sido un simulacro.

Al respecto, las autoridades indicaron que en 974 aparatos se reprodujo un mensaje indicativo de simulacro, el cual fue corregido.

"El C5 ofrece disculpas a la ciudadanía por ese lamentable error", escribió en su cuenta de Twitter.

Antes, tras el movimiento telúrico que se registró a las 21:06 horas, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, indicó que se activaron los protocolos de revisión y tras una inspección expuso que no se reportaron daños; sin embargo, se llevó a cabo el sobrevuelo de un helicóptero cóndor por parte del secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch, y se realizó la revisión de todas las secretarías. Tampoco se reportaron daños.

El Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro informó que todas las estaciones y líneas de la red operaron con normalidad, luego de hacer una inspección.

En el Estado de México se reportó saldo blanco tras el sismo de este viernes, indicó el gobernador Alfredo del Mazo Maza.

Vecinos de colonias y delegaciones de Toluca señalaron que sonaron las alarmas sísmicas, por lo que evacuaron sus casas, aunque no se sintió el sismo.

En el municipio de Nezahualcóyotl se escuchó la alerta sísmica en algunos de los postes con bocinas, por lo que la gente olvidó el cubrebocas y la sana distancia para salir a reguardarse; sin embargo, fue imperceptible el temblor, por ello, la gente inmediatamente regresó a sus viviendas.