Reportan protestas y enfrentamientos en Jerusalén y Cisjordania en medio de la guerra de Gaza

JERUSALÉN/RAMALA, 27 oct (Reuters) - Las fuerzas de seguridad israelíes restringieron la entrada de jóvenes palestinos a la mezquita de Al Aqsa en Jerusalén para las oraciones del viernes y se desplegaron en masa por la Ciudad Vieja y más allá para sofocar cualquier disturbio debido al conflicto en Gaza.

En la Cisjordania ocupada, las tropas israelíes mataron a cuatro palestinos durante unas redadas, informó la agencia de noticias oficial palestina WAFA. Dos de los muertos fueron identificados por las facciones militantes como miembros suyos.

Un gran número de policías israelíes montaban guardia en torno a Al-Aqsa, eterno punto de tensión y a menudo escenario de enfrentamientos, mientras los palestinos se reunían para la oración del viernes, según periodistas de Reuters. En un momento dado dispararon gases lacrimógenos.

Es la tercera semana consecutiva en la que los palestinos no podían rezar en la mezquita tras el ataque de Hamás contra el sur de Israel el 7 de octubre y el subsiguiente bombardeo y asedio israelíes de Gaza, gobernada por Hamás.

Se les obligó a rezar fuera de la Ciudad Vieja, reuniéndose al costado de las calles mientras las fuerzas de seguridad israelíes vigilaban.

Finalmente, se permitió la entrada a unos 5.000 fieles ancianos. La autoridad encargada de la mezquita, el Departamento de Dotaciones Islámicas de Jerusalén, dijo que normalmente participarían unos 50.000.

La mezquita está situada en una colina conocida por los judíos como el Monte del Templo y por los musulmanes como el Noble Santuario.

En Cisjordania, el Ejército israelí declaró que, durante unas operaciones de detención, sus tropas fueron atacadas en la ciudad de Yenín y respondieron con disparos, matando a dos hombres.

La Yihad Islámica confirmó que uno de ellos era miembro del grupo militante, y Hamás dijo que uno de sus combatientes había muerto en los enfrentamientos de Yenín.

WAFA dijo que otros dos palestinos murieron, uno en Yenín y otro en la ciudad de Kalkilia, diciendo que sus decesos elevaron a 110 el número de palestinos muertos en Cisjordania desde que estalló el conflicto entre Hamás e Israel.

El Ejército dijo que las tropas fueron atacadas en Kalkilia mientras cerraban una tienda cuyo propietario estaba acusado de incitación a la violencia. Devolvieron el fuego e hirieron al menos a una persona, según un comunicado militar.

También hubo protestas en Hebrón, Cisjordania.

En la capital de la vecina Jordania, miles de personas salieron a la calle para denunciar a Israel y expresar su apoyo a los palestinos. Muchos ondeaban la bandera palestina verde, roja, blanca y negra.

"Estamos con los palestinos y con los gazatíes. También hemos venido a subrayar que apoyamos la resistencia hasta el final", dijo el participante Mahmoud Aqalan.

Otro manifestante, Hassan Sultan, dijo: "Son nuestros hermanos los que están siendo asesinados en Gaza. Esto es lo menos que podíamos hacer: dar a conocer nuestra postura al mundo".

(Reporte de Reuters en Jerusalén, Ali Sawafta en Ramala, Escrito por Clauda Tanios y Angus MacSwan; Editado en Español por Ricardo Figueroa)