Reportan brotes de COVID-19 en prisiones de Bielorrusia

·3  min de lectura
ARCHIVO - En esta fotografía del domingo 22 de noviembre de 2020 un hombre que porta una mascarilla sostiene una bandera bielorrusa durante una manifestación en Minsk, Bielorrusia. (AP Foto, Archivo)

KIEV, Ucrania (AP) — Un brote de coronavirus ha afectado las prisiones de Bielorrusia que están llenas de personas que fueron detenidas por protestar contra el presidente autoritario de la nación, y algunos de los manifestantes que contrajeron el virus mientras estaban encarcelados acusaron a las autoridades de negligencia o de provocar las infecciones.

Los activistas que hablaron con The Associated Press luego de su liberación comentaron que hay celdas superpobladas sin una ventilación o servicios básicos adecuados, así como una falta de atención médica.

Kastus Lisetsky, músico de 35 años y quien recibió una sentencia de 15 días tras las rejas por asistir a una protesta, dijo que estuvo hospitalizado con fiebre alta luego de ocho días en una prisión del este de Bielorrusia y que fue diagnosticado con neumonía doble provocada por el COVID-19.

“Muros húmedos cubiertos por parásitos, la impactante falta de medidas sanitarias, el frío y una cama oxidada, eso fue lo que tuve en la prisión de Mogliev en lugar de asistencia médica”, comentó Lisetsky a la AP durante una entrevista telefónica. “Tuve fiebre y perdí el conocimiento, y los guardias tuvieron que llamar a una ambulancia”.

Lisetsky dijo que antes de que ingresara a la prisión, él y tres compañeros de su banda estuvieron retenidos en una cárcel de Minsk y tuvieron que dormir en el suelo de una celda que estaba diseñada para albergar a dos personas. Los cuatro han contraído el virus. Lisetsky deberá regresar a prisión para cumplir con los siete días que le quedan de su sentencia luego de que sea dado de alta del hospital.

Acusó al gobierno de permitir que el virus se propagara sin control entre aquellos que están encarcelados por razones políticas.

“Los guardias dicen abiertamente que lo hacen de manera deliberada cumpliendo órdenes”, señaló Lisetsky.

Más de 30.000 personas han sido detenidas por participar en protestas contra la reelección del presidente bielorruso Alexander Lukashenko en unos comicios realizados en agosto y los cuales activistas de oposición y algunos trabajadores electorales dicen que estuvieron amañados para darle a Lukashenko un sexto mandato.

La policía ha dispersado en varias ocasiones protestas pacíficas con porras y granadas aturdidoras. El supuesto amaño de votos y las brutales medidas en torno a las manifestaciones han provocado que Estados Unidos y la Unión Europea coloquen sanciones sobre funcionarios bielorrusos.

La candidata de la oposición, Sviatlana Tsikhanouskaya, quien quedó en segundo sitio de las elecciones presidenciales y tuvo que abandonar el país luego de que impugnó los resultados oficiales que daban a Lukashenko el 80% de la preferencia del voto, exhortó a los mandatarios extranjeros y a las organizaciones internacionales a que intervinieran para ayudar a frenar el brote de coronavirus en las prisiones de Bielorrusia.

Hasta ahora, Bielorrusia ha reportado más de 180.000 casos confirmados de coronavirus, pero muchas personas de la nación ex soviética de 9,4 millones de habitantes sospechan que las autoridades han manipulado las cifras para esconder la magnitud real de los brotes en la nación.