Elecciones 2021: las particularidades del único territorio porteño donde perdió Juntos y Milei dio el batacazo

·4  min de lectura
La escuela Nº 5 Armada Argentina, de Villa Lugano
PATRICIO PIDAL/AFV

En las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), el oficialismo porteño solo perdió en la comuna 8, conformada por los barrios de Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Riachuelo. Fue aventajado por menos de 500 votos por el Frente de Todos.

Y fue también ahí donde se dio un resultado inesperado: el entonces precandidato Javier Milei, con su espacio La Libertad Avanza, dio su propio batacazo.

En aquella jornada de septiembre, la figura de Milei irrumpió en esta humilde comuna con el 14,88% de los votos (casi un punto más que lo que obtuvo en toda la ciudad). Pero pese a que muchas personas le dieron entonces su apoyo, durante una recorrida realizada hoy por LA NACION sobraron las palabras en contra del economista. ¿Podrá repetir o superar aquellos números?

El show del remise: el aparato peronista funcionó a toda máquina en el conurbano para llevar gente a votar

La paridad en los comicios entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos también se notaba hoy en la calle. “Es por tradición que gana el peronismo acá”, repetían algunos vecinos, expectantes de los resultados.

Milei, en tanto, ya había dado la nota esta misma mañana. Cuando se prestaba a votar en Almagro, Milei rompió con la veda electoral y cargó contra “la casta política”. En declaraciones a los medios, dijo que no dialogaría ni con el Gobierno ni con Juntos por el Cambio de ser convocado luego de los comicios de este domingo. Y no solo eso: también vaticinó un cataclismo económico.

Patricia Fernández, vecina de Villa Soldati
PATRICIO PIDAL/AFV


Patricia Fernández, vecina de Villa Soldati (PATRICIO PIDAL/AFV/)

“No me hables de ese”, fue lo primero que respondió Rubén Luna tras emitir su voto en la escuela Nº 5 Armada Argentina, de Villa Lugano. No hizo falta que hablara más. Sus gestos de desprecio lo decían todo. Minutos después, Oscar, otro vecino del barrio se preguntaba, como sorprendido: “¿Cómo podés votar a Milei? No lo comprendo”. Según su opinión, los que lo apoyaron en las PASO podrían haberlo hecho como una especie de voto castigo hacia María Eugenia Vidal o Leandro Santoro.

El reloj acababa de marcar las 10 cuando Luna se acercó a votar. Con sus 84, el hombre quería sufragar aun cuando dijo desconfiar de los dirigentes actuales. “Políticos eran los de antes. Yo soy peronista de Perón y de Evita”, recalcó.

Arraigo justicialista

En las calles de Lugano y Soldati se nota enseguida que hay un arraigo de tradición justicialista. Sin embargo, enseguida emerge el descontento. “Soy peronista desde joven, pero reconozco que [los dirigentes] están actuando mal en algunos aspectos. No hay nada para nosotros, los de la clase media trabajadora”, reflexionaba Patricia Fernández, vecina de Villa Soldati de toda la vida.

La mujer se quejaba también de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta en los barrios ubicados al sur de la ciudad, razón por la cual Vidal podría cargar con esa mochila al finalizar esta jornada electoral de ser esta otra vez una comuna que no se pinte de amarillo. “Nos deja de lado. Ahora vino, puso unas plantitas, las bicicletas, hace las veredas, pero no se ocupa a fondo”, reclamó la mujer.

La desazón por los candidatos a diputados también tiene una conexión con que esta comuna es una de las más acuciadas por la pobreza y el problema habitacional. Rubén Venialbo reconoció que “ninguno de los políticos” la convence. “Son todos cortados por la misma tijera. Tienen versos distintos, pero con el mismo fin”, decía el vecino de Lugano, antes de entrar al cuarto oscuro de la escuela Nº 18 Jorge Newbery, frente al populoso complejo de edificios de Lugano 1 y 2. Fue justamente ahí, donde la semana pasada Larreta y Vidal realizaron uno de los dos actos de cierre de campaña.

Rubén Venialbo, uno de los vecinos que votó esta mañana en la comuna 8
PATRICIO PIDAL/AFV


Rubén Venialbo, uno de los vecinos que votó esta mañana en la comuna 8 (PATRICIO PIDAL/AFV/)

¿Es en esa desazón donde pude encontrar Milei sus votos?

No para Brenda Ursino. Ella era de una de las pocas habitantes del barrio consultadas por este diario que tenía una decisión tomada: “Con este tema del manejo de la pandemia mucha gente se quedó sin trabajo, por eso voy a votar por el Pro”.

La joven de 24 años manifestó además que se quiere ir del país. ¿Qué piensa de Milei? “Están locos los que lo votaron”.

Oscar Leoni, en cambio, dio otro punto de vista: “Es un poco desbordado, alocado”, dijo del economista. Si bien aseguró que él no votaría a Milei, le parece bien “que ocupe un lugar”.

“El peronismo siempre ganó en esta comuna, pero esta vez espero que no ocurra”, agregó.

En las últimas PASO, un dato puso en alarma al peronismo: disminuyó la brecha de votos respecto de Juntos por el Cambio en los barrios populares. Brian García se disponía a votar en el Instituto Cristo Obrero de Villa Soldati. Prudente, el joven de 20 años no mencionó a quién le daría su apoyo, pero enfatizó: “Yo vivía en una villa y siempre que había elecciones venían políticos a traer de todo; ahora llegó alguien que habló de la casta política para corregir eso”.

Y tal vez esté en sus palabras alguna explicación para entender el porcentaje de votos que logró Milei en estos barrios más postergados. ¿Podrá repetirlo hoy?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.