Repetición del juicio contra ex primera dama hondureña se aplaza para agosto

·2  min de lectura

Tegucigalpa, 22 jul (EFE).- La repetición del juicio a la ex primera dama de Honduras Rosa Elena Bonilla, esposa del exmandatario Porfirio Lobo (2010-2014), por apropiación indebida y fraude fue suspendido nuevamente este jueves por problemas de salud de la acusada y luego de que el equipo de fiscales reportara varios casos de covid.

El proceso, previsto para hoy tras un aplazamiento, se suspendió debido a que parte del equipo del Ministerio Público dio positivo por coronavirus, según el tribunal hondureño.

"Tribunal De Sentencia designado por petición de las partes procesales, ambas por motivo de salud, reprogramó del 16 al 31 de agosto el juicio oral y público contra la ex primera dama Rosa Elena de Lobo y Saúl Escobar (su ex secretario privado)", indicó el poder Judicial del país centroamericano.

Bonilla, esposa del expresidente Porfirio Lobo, es señalada de coautora de apropiación indebida y autora de 8 delitos de fraude.

En febrero de 2019 se celebró el juicio a la ex primera dama y en septiembre de ese año fue condenada a 58 años de cárcel, de los que por ley no puede cumplir más de 30, después de que el Tribunal de Sentencia la declarase culpable por apropiación indebida y 8 delitos de fraude.

Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia declaró a mediados de marzo de 2020 ha lugar dos recursos presentados por la defensa de la acusada y ordenó que se repita el juicio, por lo que la ex primera dama fue liberada el 23 de julio de ese año.

A la esposa del expresidente Lobo también se le impuso una multa de 1,2 millones de lempiras (unos 50.000 dólares), equivalente al 10 % de más de 12 millones de lempiras (unos 500.000 dólares) que habría desviado, según la acusación, de los fondos del Despacho de la Primera Dama, a cuentas bancarias personales suyas.

El caso fue conocido como "La caja chica de la dama" y presentado después de una investigación de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), que dependía de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Tanto el expresidente Lobo como su esposa aparecieron en la llamada "lista Engel" que el Departamento de Estado de EE.UU. publicó el pasado 1 de julio, en cumplimiento de una ley aprobada por el Congreso estadounidense el pasado diciembre.

A quienes aparezcan en esa lista se les negará la entrada a EE.UU. y no podrán obtener visados para viajar a ese país, un veto que confirman las sanciones anunciadas esta semana contra Lobo y su esposa, según lo establecido en la citada ley estadounidense.

Las restricciones también se aplican a los hijos adultos de la pareja, Fabio Porfirio Lobo y Ambar Naydee Lobo Bonilla, así como a su hijo menor, explicó el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en un comunicado.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.