Repetición de el COVID es más riesgosa que la primera infección, según un estudio

Por Nancy Lapid

10 nov (Reuters) - El riesgo de muerte, hospitalización y problemas de salud graves por COVID-19 aumenta significativamente con la reinfección en comparación con un primer ataque al virus, independientemente del estado de vacunación, mostró un estudio publicado el jueves.

"La reinfección con COVID-19 aumenta el riesgo de resultados agudos y de COVID prolongado", dijo el Dr. Ziyad Al-Aly, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en Saint Louis. "Esto fue evidente en personas no vacunadas, vacunadas y reforzadas".

Los hallazgos se extrajeron de los datos del Departamento de Asuntos de Veteranos de Estados Unidos recogidos entre el 1 de marzo de 2020 y el 6 de abril de 2022 sobre 443.588 pacientes con una infección por SARS-CoV-2, 40.947 con dos o más infecciones y 5,3 millones de personas no infectadas. La mayoría de los sujetos del estudio eran hombres.

Los pacientes reinfectados tenían un riesgo de muerte más que doble y un riesgo de hospitalización más que triple en comparación con los que se infectaron con el COVID sólo una vez.

También tenían un riesgo elevado de sufrir problemas pulmonares, cardíacos, sanguíneos, renales, de diabetes, de salud mental, óseos y musculares, y de trastornos neurológicos, según un informe publicado en Nature Medicine.

"Incluso si una persona ha tenido una infección previa y ha sido vacunada -lo que significa que tenía doble inmunidad por la infección previa más las vacunas- sigue siendo susceptible de sufrir resultados adversos al reinfectarse", dijo Al-Aly, quien lideró el estudio.

Las personas con infecciones repetidas tenían más de tres veces más probabilidades de desarrollar problemas pulmonares, tres veces más probabilidades de sufrir afecciones cardíacas y un 60% más probabilidades de sufrir trastornos neurológicos que los pacientes que sólo se habían infectado una vez, según el estudio.

Los mayores riesgos fueron más pronunciados en el primer mes tras la reinfección, pero seguían siendo evidentes seis meses después.

Según los investigadores, los riesgos y cargas acumulados de la reinfección aumentaban con el número de infecciones, incluso después de tener en cuenta las diferencias en las variantes de COVID-19, como delta, ómicron y BA.5.

(Reporte de Nancy Lapid; Editado en español por Javier Leira)