Repatrian restos de 16 migrantes guatemaltecos asesinados en Camargo

·2  min de lectura

CIUDAD VICTORIA, Tamps., marzo 12 (EL UNIVERSAL).- Este viernes fueron repatriados los restos de los 16 guatemaltecos cuyos cuerpos fueron encontrados calcinados en el ejido Santa Anita, del municipio de Camargo.

La entrega física y jurídica de los restos se realizó en Reynosa desde inicios de esta semana, entre servidores públicos del Gobierno de Tamaulipas y de la Fiscalía General de Justicia del Estado al embajador de Guatemala en México, Mario Búcaro Flores.

Según información de la Fiscalía, tanto a los familiares como a las autoridades guatemaltecas, se han llevado a cabo reuniones de trabajo, en Ciudad de Guatemala.

De igual manera, la Subsecretaria de Legalidad y Servicios Gubernamentales de la Secretaría General del Gobierno de Tamaulipas, Gloria Elena Garza Jiménez, y el Director de Operación de Procedimiento Penal Acusatorio y Oral de la Fiscalía General de Justicia, Natanael Castelán Iturria, se reunieron con el Ministro del Exterior de Guatemala, Pedro Brolo Vila, para precisar detalles.

El pasado lunes 8 de marzo, una comisión integrada por 15 servidores públicos de la Comisión Estatal de Atención a Víctimas de Tamaulipas y de la Fiscalía General de Justicia del Estado, viajaron a la capital guatemalteca para explicar directamente, y de manera puntual y específica, a cada familia el proceso llevado para la identificación forense y los registros utilizados.

Esa comisión estuvo integrada por psicólogos, trabajadores sociales, médico, antropólogo y genetista forense, así como asesor jurídico victimal y ministerios públicos, quienes atendieron los protocolos correspondientes en materia de derechos humanos.

Precisamente, para dar seguimiento al compromiso de transparencia plena y apego a los derechos humanos, el Gobierno de Tamaulipas y la Fiscalía General de Justicia del estado han llevado a cabo varias acciones tanto en la investigación de los hechos donde fallecieron, como de lograr la identificación de cada uno de ellos y los trámites de repatriación como trabajo multidisciplinario de identificación forense con criminalistas, fotógrafos, antropólogos, médicos, odontólogos y genetistas forenses.

El Gobierno del Estado de Tamaulipas cubrió todos los gastos, tanto para la repatriación como para que los familiares de las víctimas pudieran acudir a Ciudad de Guatemala para la recepción de los cuerpos y su posterior traslado a sus lugares de origen.