"El repatriado" apuesta a la pelea de un dreamer

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 17 (EL UNIVERSAL).- Leonel no tiene más de 10 años y está por enfrentar la hazaña que marcará toda su vida. Agarrado de la mano de su madre, cruza con ella el Río Bravo para juntos comenzar de nuevo en Estados Unidos.

Pero algo sale mal: en el intento ella muere, por lo que, en su desamparo, es adoptado por un hombre Roberto, un hombre sordo que vive con su familia del otro lado de la frontera.

Esta vivencia forma parte de la ficción de la serie "El repatriado", producida por Disney y que estrenará por Star+ el 21 de septiembre, aunque también es la realidad de cerca de muchos jóvenes que ingresaron de manera ilegal al país vecino, cuando eran muy pequeños para tomar decisiones.

A 800 mil de ellos, llamados dreamers, los amparó, desde 2012, el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés); hoy muchos temen ser deportados pues este se ha pausado en espera de una resolución judicial y aguarda las modificaciones del presidente Joe Biden que darán inicio el 31 de octubre.

Leonel, personaje interpretado por Ricardo Abarca, refleja el miedo de todos ellos.

Aunque ya está consolidado como una promesa del boxeo en Estados Unidos, es envíado a México y no puede regresar, por lo que debe empezar de cero, algo con lo que el actor se sintió identificado: "Física y mentalmente es lo más complicado que he hecho (aprender a adaptarse a un cambio repentino)", acepta. En su caso, tuvo que aprender a hablar bien otro idioma (el inglés) y adentrarse a situaciones que desconocía, como el boxeo y lenguaje de señas.

El problema que viven quienes han emigrado es algo que también destaca Francisco Rueda, quien interpreta a un policía, antagonistade Leonel: "El primer paso es mencionarlo y decir 'algo está pasando', ¿por qué se nos están yendo nuestros hijos y lo estamos viendo como algo común? Esta serie, aunque no profundiza, si deja muy claro que hay una consecuencia de eso", dice.

En el elenco también se incluye la participación de Coco Máxima, la actriz trans que debuta como Yadi, quien al sufrir discriminación por su género toca con ello otro tema social importe, el del empoderamiento de la comunidad LGBT+.

"Yadi abre una puerta muy importante no solamente para victimizar, sino para llenar de valor a la gente para aceptarse".