Repartidores de Uber Eats se manifiestan en París: ‘nos tratan como esclavos’

·1  min de lectura

Cientos de trabajadores de Uber Eats Francia protestaron después de que sus cuentas fueran suspendidas por la plataforma de entrega de comida a domicilio. Hace 3 semanas, Uber desactivó 2500 cuentas consideradas como ‘fraudulentas’. Mucho de los repartidores afectados eran indocumentados.

El lunes por la mañana, alrededor de 500 repartidores de la plataforma Uber Eats desplegaron una lona al pie de la estatua de la República francesa para expresar su enojo. Tras haber sido despedidos de la plataforma con la cual trabajaban desde hace varios meses o años - muchos de ellos, desde la pandemia -, exigen ser regularizados y reincorporados para seguir trabajando.

Gani Camara, llevaba meses repartiendo comida en bicicleta en París a través de la plataforma Uber Eats. Pero hace dos semanas recibió un mensaje que le notificaba la clausura de su cuenta. "Ya había creado una cuenta con los documentos de identidad de un colega”, reconoce Camara. “Pero sí puse mi verdadera foto de identidad en mi cuenta. Y recibo los pagos a una cuenta a mi nombre. ¡Uber aceptó esto! Yo trabajaba a veces de 8 de la mañana hasta las 4 de la mañana del siguiente día, es mi única actividad”, lamenta el jóven.

Al igual, que Camara, muchos repartidores de origen africano no cuentan con permisos de estadía y por ende no pueden trabajar legalmente en Francia. Sin embargo, se inscribieron en la plataforma con documentos prestados o con permisos de estadía italianos.

Y aunque la empresa asegura que abrió un procedimiento de quejas para impugnar las desconexiones, varios repartidores dijeron a RFI que les fue imposible comunicarse con la plataforma.

Secuelas en las rodillas, espalda y genitales


Leer más sobre RFI

Leer tambien:
Los choferes Uber de Reino Unido adquieren el estatus de empleados