Reparan bóveda de río al peligrar 380 edificios

TOLUCA, Méx., febrero 14 (EL UNIVERSAL).- El ayuntamiento de Toluca y la Secretaría de Obra Pública estatal realizan recorridos para reparar la bóveda del río Verdiguel que tiene daños estructurales debido a la fuerza del afluente, poniendo en riesgo 380 inmuebles construidos sobre el cauce, entre viviendas, edificios y negocios.

El presidente municipal de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, recordó que debido al peligro de colapso, clausuraron desde el año pasado el edificio donde operaba el Registro Civil, que también albergaba las oficinas administrativas de la Secretaría de Educación, pues los daños a la infraestructura aumentaron con el sismo del 19 de septiembre de 2017.

"El asentamiento sobre el cauce federal no debió suceder. Hoy representa un problema importante porque la bóveda por su antigüedad presenta problemas, hay al menos 12 puntos de peligro que se monitorean de forma permanente y dos en condición crítica, uno del Registro Civil".

Agregó que tras varias etapas constructivas la bóveda quedó sepultada, complicando el flujo de las aguas, además hace décadas hubo un descuido que provocó el asentamiento de inmuebles.

El edil, acompañado por el secretario de Obra, Rafael Díaz Leal Barrueta, descendieron por una alcantarilla a "las entrañas de la ciudad", para recorrer el lugar y conocer las condiciones en que se encuentra, especialmente en uno de los tres puntos críticos, un tramo que va desde un costado del Palacio Legislativo hasta el edificio administrativo mencionado.

En entrevista, el director del Organismo de Agua y Saneamiento, Fernando Álvarez Malo Prada, informó que existe el riesgo de colapso a la altura del edificio Plaza Toluca, antes el Registro Civil, actualmente clausurado, por lo que quieren intervenirlo antes de que los daños estructurales afecten el adecuado desalojo del agua durante la época de lluvias.

Explicó que es necesario actuar antes de que ocurra un escenario grave, para lo que se requieren 16 millones de pesos, entre recursos propios, estatales y federales, pero ya cuentan con el estudio técnico sobre los 7 kilómetros de la bóveda, que incluyen los 12 puntos de riesgo, de ellos tres críticos, el más urgente el edificio Plaza Toluca.

Las autoridades estatales y locales realizaron un recorrido para diseñar alternativas de solución a esta problemática que el secretario de Obra Pública enfatizó afecta, desde hace años, el primer cuadro de la capital mexiquense.

Posteriormente, acompañados de la secretaria de Turismo, Evelyn Osornio Jiménez, y del director General de la Junta de Caminos estatal, Jorge Joaquín González Bezares, realizaron una supervisión del Área de Protección de Flora y Fauna del Nevado de Toluca, para evaluar proyectos que plantean mejorar las rutas de acceso al volcán.