República Centroafricana celebra elecciones bajo la amenaza de grupos armados

Agencia EFE
·5  min de lectura

Bangui, 25 dic (EFE).- Algo más de 1,8 millones de electores están llamados el domingo a las urnas en la República Centroafricana (RCA) para elegir a su presidente y los diputados del Parlamento, pese a la amenaza de grupos rebeldes armados que han lanzado ataques en la última semana y rechazan de plano los comicios.

Pese a la inseguridad en este país de cerca de cinco millones de habitantes, está previsto que los colegios electorales abran a las 06:00 hora local (05:00 GMT) y cierren a las 16:00 hora local (15:00 GMT).

Hasta este martes, diecisiete candidatos competían por la jefatura del Estado, incluido el presidente saliente, Faustin Archange Touadéra, en el poder desde 2016 y quien opta a un segundo mandato de cinco años una vez venza el actual en marzo de 2021.

Sin embargo, el exministro Jean Serge Bokassa, hijo del autoproclamado emperador centroafricano Jean-Bédel Bokassa (1921-1996), se retiró ese día "por razones prácticas y obvias relacionadas con las condiciones de seguridad".

Entre los dieciséis candidatos en liza figura el líder de la oposición, Anicet Georges Dologuelé, de la Unión por el Renovación Centroafricana (URCA), que cuenta con el apoyo del partido Kwa Na Kwa (KNK, Convergencia Nacional) del expresidente François Bozizé, cuya candidatura fue invalidada por el Tribunal Constitucional.

Desde el comienzo de la campaña electoral el pasado día 12, el país vive un estado de inseguridad agravado por el surgimiento de una nueva coalición rebelde que simpatiza con Bozizé.

Se trata de la Coalición de Patriotas por el Cambio (CPC), creada el pasado fin de semana mediante la fusión de varios grupos armados, entre ellos tres de los principales: Retorno Reclamación Rehabilitación (3R), Movimiento patriótico por la República Centroafricana (MPC) y las milicias de autodefensa anti-Balaka.

Este miércoles, la CPC declaró un alto el fuego unilateral de 72 horas e instó al Gobierno a "suspender las elecciones cuyas condiciones de buen funcionamiento nunca se han cumplido".

Los tres citados grupos rebeldes cometieron ataques recientemente en el oeste de la RCA, donde envió refuerzos hace una semana la Misión Unidimensional Integrada de la ONU para la Estabilización en la RCA (MINUSCA), que tiene algo más de 11.000 soldados en el país.

Sin embargo, Touadéra, del Movimiento Corazones Unidos (MCU), subrayó esta semana que la votación irá adelante.

Las elecciones "permitirán a nuestro país fortalecer sus posiciones democráticas y perseguir su desarrollo económico", declaró el mandatario, una postura avalada este jueves por la Autoridad Nacional de las Elecciones (ANE).

El llamado G5+, un grupo de socios internacionales de la RCA que incluye a la Unión Africana, la Unión Europea (UE), Estados Unidos, Francia (exmetrópoli), la ONU o Rusia, ha defendido los comicios.

El pasado domingo, el G5+ condenó "las acciones del expresidente François Bozizé y de ciertos grupos armados signatarios del Acuerdo Político por la Paz y la Reconciliación (de 2019), en violación de sus compromisos, que los exponen a sanciones".

UN INTENTO DE GOLPE DE ESTADO

De hecho, el Gobierno acusó el pasado sábado a Bozizé de intentar dar un golpe de Estado con el apoyo de los citados grupos rebeldes, aunque él negó esas alegaciones.

Pese a la voluntad de Touadéra y sus socios internacionales de realizar la votación, en la que también se eligen los 140 diputados de la Asamblea nacional, la sombra de la violencia planea sobre el proceso electoral.

A petición del Gobierno, Rusia -que entrena al Ejército centroafricano- y Ruanda -que aporta tropas a la MINUSCA- han enviado cientos de soldados adicionales a la RCA para atajar el deterioro de la seguridad a pocos días de las elecciones.

Touadéra también ha pedido ayuda al presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien ha ordenado el despliegue de aviones de guerra en la RCA como "condena de los intentos de desestabilizar el país", según informó este miércoles la oficina del gobernante galo.

Además, la MINUSCA está en "alerta máxima" para velar por la seguridad mientras reparte material electoral en las regiones.

"Al mismo tiempo, estamos a punto de recibir refuerzos con más militares y medios aéreos para reforzar nuestro plan de seguridad firmado con el Gobierno para asegurar que las elecciones se desarrollen bien", dijo a Efe el portavoz de la MINUSCA, Vladimir Monteiro, desde la capital centroafricana, Bangui.

"Todavía tenemos algunos incidentes y ataques, pero estamos sobre el terreno trabajando para asegurarnos de que tienen lugar las elecciones", aseguró Monteiro, al recalcar que, pese a la violencia, "la gente tiene ganas de votar el domingo".

La inseguridad ha aumentado desde el pasado día 3, cuando el Tribunal Constitucional invalidó la candidatura presidencial de Bozizé, gran adversario de Touadéra.

El exmandatario es sospechoso de crímenes de lesa humanidad e incitación al genocidio, además de estar sancionado por la ONU debido a su supuesto apoyo a las milicias cristianas anti-Balaka en 2013, cuando fue derrocado.

El expresidente aceptó este julio ser candidato tras volver a la RCA a finales de 2019, después de seis años de exilio.

La violencia impera en este país desde finales de 2012, cuando una coalición de grupos rebeldes, denominada Séléka, procedente del noreste y de mayoría musulmana, tomó Bangui, provocó una guerra civil y derrocó a Bozizé, que gobernó durante diez años (2003-2013).

Como grupos de resistencia contra los ataques de los Séléka se crearon las milicias cristianas anti-Balaka, que, como los primeros, terminaron fragmentadas en una miríada de grupos armados que, a día de hoy y pese a la firma de un histórico acuerdo de paz en febrero de 2019, todavía controlan dos tercios del país.

Al menos 2,8 millones de personas requieren asistencia humanitaria en la RCA, y casi dos millones sufren inseguridad alimentaria, según la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

El país es uno de los más pobres del mundo pese a sus ricos recursos naturales, pues posee uranio, diamantes, oro, petróleo y madera.

Eric Ngaba

(c) Agencia EFE