Reo que intentó suicidarse no superó lesiones que se causó y murió

·2  min de lectura

NOGALES, Son., octubre 25 (EL UNIVERSAL).- Una Persona Privada de la Libertad falleció este domingo 25 de octubre por la mañana, víctima de distress respiratorio mientras recibía atención médica en un nosocomio estatal de Nogales.

El director del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Nogales, Edgar Iván Morales Ruiz, informó que el interno fallecido llevaba por nombre Juan Carlos "N", quien ingresó el pasado 14 de octubre sentenciado por el delito de feminicidio.

Indicó que la mañana de ayer sábado fue internado en el nosocomio estatal, luego de manifestar dolores en su organismo toda vez como consta en su declaración antes de ser detenido e ingresado por primera vez al penal había ingerido líquidos para frenos y de transmisión con el propósito de quitarse la vida.

De los hechos se dio conocimiento al agente del Ministerio Público del Fuero Común para lo correspondiente.

En un arranque de celos y al no poder controlar sus impulsos, Juan Carlos "N", de 27 años de edad, terminó con la vida de su pareja en el interior de una vivienda de Nogales, Sonora.

Rosa Angélica, fue localizada sin vida el pasado 11 de octubre en una habitación del Rancho Contento del predio El Bellotoso.

El cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición y presentaba varias heridas punzocortantes.

Al establecer lo ocurrido y dar con el entonces probable responsable, Juan Carlos "N." fue detenido el 12 de octubre en la colonia 5 de mayo en posesión de narcótico "cristal", posteriormente se le ejecutó orden de aprehensión por el feminicidio.

Presentaba heridas cortantes en ambos brazos, al parecer trató de privarse de la vida, por lo que fue atendido por personal de la Fiscalía de Sonora por esas lesiones.

Aceptó someterse a un procedimiento abreviado de justicia. Con la carga de pruebas y al declarar como ocurrieron los hechos, en la Audiencia Inicial, que se realizó el pasado 14 de octubre dentro de la causa penal 419/2020, fue sentenciado a 38 años de prisión por el delito de feminicidio.

Según las declaraciones del hoy occiso, quien se dedicaba al acomodo de vehículos en una casa de huéspedes, fueron celos la razón por la que privó de la vida a la joven.