Reo en Ohio alega obesidad para retrasar ejecución

Más destacado

COLUMBUS, Ohio, EE.UU. (AP) — Un reo que pesa al menos 217 kilos (480 libras) y está condenado a muerte en el estado de Ohio quiere que su ejecución se retrase porque su peso podría ocasionar una "muerte tortuosa y prolongada".

Ronald Post, quien mató a tiros a una empleada de hotel en el norte de Ohio hace casi 30 años, dijo que su peso, su acceso vascular, su tejido cicatrizado y otros problemas médicos incrementan la probabilidad de que sus verdugos encuentren problemas para cumplir su cometido. También es tan grande que la camilla de ejecución podría no sostenerlo, dijeron los abogados del preso en los documentos interpuestos en la corte el viernes.

[Fotogalería relacionada: LA ÚLTIMA CENA DE UN CONDENADO A MUERTE]

"De hecho, dada su peculiar condición médica y física, hay un riesgo sustancial de que cualquier intento de ejecución ocasione un gran dolor físico y psicológico, lo que se convertiría su ejecución en una muerte tortuosa y prolongada", decían los documentos.

La ejecución de Post, de 53 años, está programada para el 16 de enero por la muerte de Helen Vantz, en Elyria, en 1983.

El departamento de correccionales dijo que no estaba al tanto de la interposición de documentos y no hizo comentarios.

Ya ha habido casos discutidos por el peso de reos condenados a muerte en Ohio y otros estados.

En Ohio la ejecución de presidiarios se hace con una sola dosis de pentobarbital, inyectado usualmente por los brazos.

Personal médico ya ha tenido problemas para colocar agujas intravenosas en los brazos de Post, según los documentos interpuestos.

Post ha intentado perder peso, pero problemas en rodilla y espalda han dificultado que haga ejercicio, según los documentos.

Cargando...