Renuncia ministro del Interior de Chile

EVA VERGARA
·3  min de lectura

SANTIAGO, Chile (AP) — El ministro del Interior de Chile, Víctor Pérez, renunció el martes al gabinete del centroderechista presidente Sebastián Piñera luego de que la oposición de centroizquierda aprobara una acusación constitucional en su contra por, supuestamente, no cumplir las leyes relacionadas con el orden público.

La acusación fue aprobada por 80 votos a favor, 74 en contra y una abstención. Tras la votación, Pérez fue suspendido de su cargo y debía esperar que en las próximas semanas su futuro fuera decidido por el Senado, que debe pronunciarse sobre la veracidad de los cargos, pero el ministro decidió renunciar argumentando que “aquí hay una decisión política de causarle daño al gobierno”. La oposición tiene los votos para aprobar la acusación en la Cámara Alta.

Pérez es el primer ministro del Interior suspendido por el Congreso estando en funciones.

La oposición ha presentado ocho acusaciones constitucionales contra ministros del gobierno, de las cuales seis fueron rechazadas, una ue aprobada y está pendiente la de Pérez, quien enfrentará al Senado como un ciudadano común, sin cargos.

Piñera ha tenido tres ministros del Interior desde que asumió su segundo mandato, en marzo de 2018. El primero, Andrés Chadwick, fue reemplazado poco antes que el Congreso aprobara una acusación en su contra que, además, le prohíbe ocupar cargos públicos por cinco años. El segundo fue sustituido por el mandatario en medio de una crisis política.

“Aquí hay un ataque para obstaculizar la acción del gobierno y, por lo tanto, no quiero que mi persona sea obstáculo”, añadió Pérez, que duró 98 días en el cargo.

La oposición afirma que Pérez dejó de ejecutar las normas relacionadas con el orden público al no aplicar la severa Ley de Seguridad del Estado contra los líderes de un paro de camioneros que interrumpieron la circulación por la principal carretera del país. Cuando se iniciaba un desabastecimiento de víveres, el gobierno accedió a sus principales demandas: más seguridad en las pistas de la región de La Araucanía, en el sur, donde sufren constantes atentados incendiarios en el marco de la exigencia de grupos indígenas para que les devuelvan tierras ancestrales.

“¿Cómo va a ser ilícito no aplicar una ley opcional?”, alegó Pérez ante los diputados.

La segunda de tres acusaciones contra el ministro es haber, supuestamente, vulnerado el principio de igualdad ante la ley. La oposición alega que el gobierno tiene “un trato diferenciado” al aplicar la ley en manifestaciones oficialistas u opositoras.

La última crítica señala que dejó de ejecutar las leyes “al no ejercer el control jerárquico” sobre la policía, que depende del Ministerio del Interior. La oposición alude al uso de la fuerza por parte de la policía en la represión de manifestaciones, en una de las cuales un agente empujó hacia un río desde un puente en altura a un joven de 16 años, según dijo la fiscal del caso, Ximena Chong.

A mediados de octubre, el Congreso rechazó otra acusación opositora contra el ministro de Salud que renunció, Jaime Mañalich, criticado por su gestión de la pandemia en Chile.