Renuncia la lideresa de los socialdemócratas alemanes

Por FRANK JORDANS
ARCHIVO - En esta imagen de archivo del lunes 27 de mayo de 2019 tomada con larga exposición, Andrea Nahles, presidenta del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD, por sus siglas en alemán), se marcha tras una conferencia de prensa en Berlín, Alemania. (AP Foto/Michael Sohn, archivo)

BERLÍN (AP) — La lideresa de los socialdemócratas alemanes de centro izquierda, que forman parte de la coalición de gobierno de la canciller Angela Merkel, renunció el domingo a su cargo tras días de especulaciones por los malos resultados del partido en las elecciones al Parlamento Europeo.

Andrea Nahles dijo que quería "claridad" después de que en las últimas semanas se plantearan dudas sobre su capacidad para dirigir el partido.

"Ya no tengo el apoyo necesario para llevar a cabo mis tareas", afirmó el domingo en un comunicado.

Nahles indicó que en los próximos días dejaría sus cargos como presidenta de los Socialdemócratas y líder de su facción parlamentaria para asegurar que sus sucesores sean hallados "de forma ordenada".

Los socialdemócratas cayeron al tercer lugar en Alemania, detrás del bloque de centroderecha de Merkel y de los Verdes, en las elecciones europeas del 26 de mayo.

Nahles asumió la presidencia del partido en febrero del 2018, mientras los socialdemócratas extendían reticentemente su "gran coalición" con los conservadores de Merkel tras lograr resultados poco alentadores en la elección nacional previa.

Si bien los socialdemócratas han logrado promover su agenda para mejorar la asistencia social y las condiciones laborales de millones de alemanes, los votantes no les han retribuido en las urnas.

En vez de eso, en los últimos años muchos electores han recurrido a los ambientalistas del partido Verde, al partido Alternativa por Alemania _de extrema derecha y opuesto a la inmigración_; al partido La Izquierda o al bloque Unión de Merkel, cada vez más centrista.

Muchos socialdemócratas se han alarmado por la derrota que sufrió el partido la semana pasada en Bremen, pequeño estado en el noroeste del país que desde hace mucho es su bastión, y por la posibilidad de sufrir más reveses en las próximas elecciones regionales en el oriente del país a fin de año.

El socialdemócrata Olaf Scholz, quien es ministro de Finanzas y vicecanciller de Alemania, dijo que lamentaba la decisión de Nahles, pero que ella merecía respeto por haberla tomado.

"El Partido Socialdemócrata no sólo ha estado en una posición difícil desde las elecciones europeas", dijo. "Por eso es importante que nos mantengamos unidos y demos juntos el siguiente paso".