Renner trataba de salvar a su sobrino cuando sufrió el accidente

CIUDAD DE MÉXICO, enero 25 (EL UNIVERSAL).- Un nuevo informe acerca del accidente que sufrió Jeremy Renner ha esclarecido lo que pasó la mañana del 31 de diciembre, cuando fue atropellado por una máquina quitanieves, asegurando que el actor trataba de salvar a su sobrino, quien estuvo a punto de ser golpeado por el vehículo, el cual sufrió una falla mecánica que impidió que el freno de emergencia funcionara.

A casi un mes de que Jeremy Renner fuera víctima de un terrible accidente que, de acuerdo con sus amistades, casi lo hace perder la vida, el canal de televisión estadounidense CNN tuvo acceso a un informe policial del condado de Washoe, Nevada, sitio donde tuvieron lugar los acontecimientos, en el cual se detalla acerca de lo que ocurrió aquella fecha.

La estrella de "Hawkeye" se encontraba acompañado de su sobrino, en las inmediaciones de su propiedad en Lake Tahoe, cuando la máquina quitanieves comenzó a moverse, debido a que la luz indicadora de freno, ubicada dentro del vehículo, dejó de funcionar, por lo que la policía de Washoe considera que el incidente fue ocasionado por problemas mecánicos del vehículo.

De esa manera, las autoridades de Nevada también descartaron que, en el momento del incidente, el actor estuviera bajo los efectos de alguna droga o el alcohol.

Ante esa falla -detalla el documento-, Renner subió a la pista móvil del quitanieves en el intento de volver a la cabina y fue en ese momento en que la máquina "lo arrastró inmediatamente hacia abajo", mientras seguía marchando a lo largo de la carretera del condado.

Esto, además, provocó que el actor fuera aplastado por un peso que rebasa las 14 mil libras, equivalentes a un peso de siete toneladas aproximadamente, lo que provocó una fractura del lado derecho de su pecho, así como graves afectaciones en la parte alta del torso.

CNN, confirmó que, luego el accidente, Jeremy trató de respirar mientras que su sobrino lo asistía en la espera de que la ayuda llegara, cuando a las 10:00 horas fue trasladado a un hospital en avión, el cual -han dicho fuentes cercanas al actor- de no haber llegado oportunamente al lugar de los hechos, podría haber perdido la vida, debido a la gravedad de sus lesiones, las cuales el parte médico ha indicado que tardarán en sanar al menos dos años.

Si bien, el primer diagnóstico del actor indicaba que había sufrido traumatismo torácico y lesiones ortopédicas, hace un par de días fue el propio Renner, que ya se encuentra recuperándose en casa, quien confió a sus seguidores que el accidente le había dejado 30 huesos rotos, por lo que ya ha sido sometido a dos cirugías reconstructivas, sin embargo, los especialistas que han estado a cargo de su caso han dado a conocer que necesitará ser operado nuevamente, para abordar las lesiones que sufrió en una de sus piernas.

Pese a la gravedad de sus lesiones, el actor que cumplió los 52 años todavía internado, se ha mostrado optimista, mandando mensajes de amor a todas y todos sus fanáticos, así como reconociendo el apoyo incondicional de su madre, Carley, y su hermana Kym, pues aseguró que este accidente lo hará más fuerte y lo unirá, aún más, a su familia.