Renegocia PEMEX contrato con Odebrecht, sube precios

Julio Fentanes Cetina
·2  min de lectura

El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó en la mañanera de este miércoles que PEMEX renegoció el contrato con Braskem Idesa, con capital mexicano y también filial de Odebrecht, para seguirle suministrando gas pero a un precio justo del mercado.
El director general de PEMEX, Octavio Romero, informó que La planta de Polietileno en el complejo petroquímico de Nanchital, Veracruz había firmado un contrato por 66,000 barriles diarios de gas etano por 20 años, con prórroga de hasta 15 años, pero PEMEX no cuenta con ese volumen.
El contrato leonino como lo calificó el Presidente López Obrador, indicaba que PEMEX tenía que pagar 200% de penalización por cada barril no suministrado debajo de los 66,000, mientras que la empresa solamente pagaba el 30%.
Ahora el contrato es por 30,000 barriles y se debe pagar a costo de referencia internacional, antes solamente se pagaba 70% y el costo del traslado es cuenta de la empresa privada.
Y se suprime la cláusula que obligaba a la paraestatal mexicana a pagar 5,200 millones de dólares a la privada en caso de cancelación anticipada del contrato.
“Hemos revisado contratos que se hicieron que consideramos leoninos, que se firmaron para que particulares, nacionales y extranjeros, hicieran jugosos negocios al amparo del poder público, a costa del presupuesto, que es dinero del pueblo; nos robaban a todos los mexicanos, nada más que hay algunos que todavía no se quieren dar cuenta, hay que avisarles, hay que mandarles telegramas, ahora correos electrónicos”, dijo el Presidente.
López Obrador remarcó que se trató de decirle a las empresas: “Hubo un tiempo en que les permitieron cometer atrocidades, abusos, actos de corrupción; eran los tiempos del soborno, del moche. Ya eso terminó y, en ese tiempo, tú firmaste un acuerdo con el gobierno, leonino, es decir, perjudicial para el pueblo de México y lucrativo para tu empresa. No se puede llamar ni siquiera negocio, no se trata de una ganancia razonable, sino de una apropiación indebida de presupuesto”.