Granitos en los brazos, ¿es acné u otra cosa?

tvicente@holadoctor.net
·5  min de lectura
Granitos en los brazos, ¿es acné u otra cosa?
Granitos en los brazos, ¿es acné u otra cosa?



El acné es una afección cutánea muy común que puede afectar a personas de todas las edades. Se caracteriza por la aparición de granitos, espinillas o puntos negros en el cuerpo.

Aunque estas protuberancias suelen aparecer en la cara, cuello, espalda, pecho y hombros, también pueden afectar a los brazos. Aquí veremos cuáles son sus causas y cómo eliminarlas de forma natural.

Los granitos o espinillas en los brazos se forman cuando los folículos pilosos (donde crece el vello) se tapan. Esto puede ocurrir por un exceso de sebo, un aceite natural que mantiene la piel lubricada y protegida, en combinación con otros factores, como la presencia de demasiadas células dérmicas muertas.

Al obstruirse los poros, las bacterias pueden acumularse y reproducirse. El organismo las identificará y buscará combatirlas, provocando las ya conocidas protuberancias rojizas, muchas veces llenas de pus.

Actualmente, no se conoce la causa exacta de los granitos en los brazos, aunque los investigadores señalan que responde a ciertos factores:

  • Antecedentes familiares: muchas veces los granitos en los brazos pueden responder a una predisposición genética.

  • Cambios o desequilibrios hormonales: especialmente durante la pubertad o el embarazo, el aumento de hormonas en el cuerpo puede causar una mayor producción de aceites corporales, contribuyendo a una piel grasa y a un mayor riesgo de acné.

  • Mala higiene: al lavar el cuerpo, eliminamos rastros de piel muerta y grasas. Si no tienes una rutina de higiene, es probable que esta suciedad se acumule y favorezca la obstrucción de los poros, y con esto la aparición de granitos en los brazos.

  • Otras enfermedades de la piel: en algunos casos, los granitos en los brazos pueden deberse a otras afecciones cutáneas, como por ejemplo queratosis pilaris, una enfermedad causada por la acumulación de una proteína llamada queratina, que forma "tapones" en los poros.

  • Productos para la piel: algunas cremas pueden favorecer la obstrucción de los poros, por lo que se aconseja precaución al incorporar nuevos productos de cuidado de la piel y consultar sobre sus efectos a un experto.

  • Ropa ajustada: el sudor puede obstruir los poros y hacer que aparezcan granitos y espinillas. La ropa ajustada puede favorecer la acumulación de sudor, por lo que se aconseja evitar su uso, o quitártela una vez que hayas terminado la actividad.

  • Tomar ciertos medicamentos: algunos fármacos, como las píldoras anticonceptivas, pueden tener al acné entre sus efectos secundarios, debido a las alteraciones en la producción hormonal. Si esto ocurre, no dejes de tomar tus medicamentos, sin antes consultar a un profesional de la salud.

Cómo eliminar los granitos en los brazos

Cuando los granitos o espinillas en los brazos son escasas, los expertos señalan que no debes preocuparte, ya que lo más probable es que estas desaparezcan por sí solas.

Sin embargo, cuando se encuentran en grandes cantidades, deberás consultar a un dermatólogo para que determine el mejor tratamiento.


Puedes seguir estas medidas para ayudar a que los granitos desaparezcan:

  • Evita la exposición prolongada al sol, no solo es perjudicial para tu salud, también puede estimular la producción de aceites corporales.

  • No olvides lavar correctamente la zona afectada (especialmente después de comer alimentos aceitosos o grasos y hacer ejercicio). Pero cuidado, debes hacerlo con moderación, ya que el lavado excesivo puede causar irritación y afectar la piel.

  • No rompas ni aprietes los granitos o espinillas. Eso puede causar irritación, infección y dejar cicatrices.

  • No toques los granitos o espinillas, ya que los aceites y bacterias presentes en tus manos pueden agravar la infección.

Remedios caseros para los granitos

Otra forma de favorecer la recuperación de la piel, acelerar la desaparición de los granitos en los brazos y prevenir su reaparición, es utilizando exfoliantes caseros.

Con estas preparaciones se busca lograr un agente abrasivo para aplicar en la piel previamente humedecida (de lo contrario se pueden dañar los capilares), y así remover la piel muerta y las impurezas.

Para usarlos solo debes lograr una consistencia pastosa y aplicar con movimiento circulares leves en la zona que desees tratar. Deja actuar durante algunos minutos, retira con agua tibia suavemente, y seca muy bien.

Estas preparaciones que se utilizan para combatir los granitos en los brazos, gracias a sus propiedades exfoliantes:

  • Aceite de oliva y azúcar: mezcla 3 cucharadas de azúcar por cada 2 cucharadas de aceite de oliva.

  • Aceite de oliva y sal fina: mezcla 1 cucharada de sal por cada 2 cucharadas de aceite de oliva.

  • Avena con leche en polvo y maicena: por media taza de avena molida, mezcla dos cucharadas de leche en polvo, una cucharadita de maicena, y añade líquido lentamente hasta lograr la consistencia deseada.

  • Jugo de limón con azúcar: mezcla 4 cucharadas de azúcar con el jugo de un limón.

  • Yogurt y sal fina: usa una cucharadita de azúcar por cada cucharada de yogur.

Para recordar:

Hasta contar con evidencia científica significativa proveniente de ensayos en humanos, las personas interesadas en utilizar terapias a base de hierbas y suplementos deben tener mucho cuidado.

No abandones ni modifiques tus medicamentos o tratamientos, antes habla con el doctor sobre los potenciales efectos de las terapias alternativas o complementarias.

Recuerda, las propiedades medicinales de las hierbas y suplementos también pueden interactuar con los fármacos recetados, con otras hierbas y suplementos, e incluso alterar tu dieta.

Fuentes consultadas: Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel, Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.