El relanzamiento del Gobierno reabre las diferencias en el Frente de Todos

·3  min de lectura
Búnker del Frente de Todos en Chacarita
Santiago Filipuzzi

Mientras que en el kirchnerismo se plantea la necesidad de un relanzamiento de la gestión, en el sector más alineado con Alberto Fernández consideran que eso se hizo esta semana, tras la derrota en las elecciones generales, que fue celebrada como un triunfo, con el acto por el Día de la Militancia. El senador nacional y exsecretario General de Presidencia Oscar Parrilli fue quien se manifestó hoy públicamente sobre el tema, del que muchos otros miembros del kirchnerismo duro también hablan. “La unidad no alcanza. Ahora toca relanzar el Gobierno y cumplir las promesas de la campaña de 2019. Para eso llegamos al Gobierno”, lanzó el legislador neuquino, que es cercano a Cristina Kirchner.

El oficialismo busca prorrogar por 50 años tres impuestos que se destinan a la “gestión cultural”

En la Casa Rosada relativizaron la frase de Parrilli. “Es su posición y es respetable”, aseguraron. “El relanzamiento fue el lunes, no hay dudas de que en la agenda hay temas estructurales que tienen que ver con esta etapa como el Fondo Monetario Internacional (FMI), política contra la inflación, plantear el Programa Plurianual, crecimiento económico”, sostuvo una alta fuente del Poder Ejecutivo.

Cristina Kirchner y Oscar Parrilli entrando al Instituto Patria
Cristina Kirchner y Oscar Parrilli entrando al Instituto Patria


Cristina Kirchner y Oscar Parrilli entrando al Instituto Patria

“Alberto habló de una segunda etapa, eso se toma como un relanzamiento”, coincidieron ante LA NACION fuentes de Balcarce 50. “Se escuchó lo que la gente dijo en las PASO, después en las generales y se retomaron cuestiones pendientes”, detallaron. Al tiempo que sobre el “relanzamiento” explicaron que eso también está marcado por el calendario, que el próximo 10 de diciembre marcará la mitad del mandato de Fernández, pero descartaron que incluya anuncios de medidas o cambios de Gabinete.

“El Gobierno sintió que hubo un envión, un respaldo. Sabemos cuál fue el resultado, pero en todos los pronósticos la diferencia se estiraba a favor de la oposición y también la participación estaba llena de interrogantes. En ese marco es que el resultado fue importante y punto. Duró hasta el domingo y a partir de ese momento el Presidente construyó gestualidad”, completaron.

Tras lo que agregaron que “la decisión de no mezclar el resultado con cambios de Gabinete” fue por que se “entiende que no le sirve ni a él y al Gobierno vincular el resultado con esos cambios. Hay un presidente que empezó otra etapa con otro aire”, tras lo que admitieron que eso “no significa que estemos todos de acuerdo, o que no haya cosas para mejorar, pero eso lo va a decidir el presidente”.

La agenda y el desafío de la unidad

En el “albertismo” reina la convicción de que en los próximos dos años el mandatario debe concentrar centralidad. “La demanda de la agenda que va a requerir mucha centralidad en cabeza del Presidente” y con respuestas más “aceleradas desde el Estado”. Una visión que emana de muchos gobernadores que ya se lo hicieron saber al mandatario. También se lo remarcaron los sindicatos de la CGT y los movimientos sociales afines, dos sectores que desplegaron su capacidad de movilización para respaldar a Fernández en la Plaza de Mayo.

“Todos los actores de la coalición tenemos que entender que entramos a otra etapa, 2022 tiene que ser cuando se pueda avanzar en la agenda sin pandemia”, completó una de las voces consultadas.

Sobre lo que viene, las distintas voces consultadas hicieron referencia al Plan Plurianual, a la discusión por el Presupuesto 2022, y sobre todo, lo vinculado a la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a lo que consideran “atado” todo lo referente a la economía local.

“Lo que viene no es nada fácil, pero se tiene que llegar a 2023 unidos”, deslizaron en Balcarce 50. “Tenemos diferencias que no ponen en riesgo la unidad del Frente de Todos”, fue en la misma línea Parrilli. Además agregó: “La unidad no alcanza. Lo que tenemos que hacer es gobernar para la gente. La unidad es para gobernar para la gente”. Una dirección con la que sí coincidieron en la Casa Rosada: “Estar unidos adentro es necesario para poder seguir dando respuestas a lo que escuchamos de la gente”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.