Relacionan crimen con despojo de predio

·2  min de lectura

Kevin Ruiz

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 9 (EL UNIVERSAL).- Investigaciones de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) capitalina en torno al asesinato de una persona en el kilómetro 24.5 de la carretera México-Cuernavaca, en el pueblo de San Andrés Topilejo, en Tlalpan, el pasado miércoles, reveló la injerencia de un grupo delictivo quienes buscaban despojar a la víctima de un predio.

La noche del jueves, policías detuvieron a cuatro sujetos, entre ellos una mujer, presuntamente relacionados con actividades de narcomenudeo, pues se les decomisó dosis de drogas, el arma de fuego con la que asesinaron a la persona de 35 años y una camioneta usada el día del crimen.

Reportes policiales indican que los cuatro detenidos fueron ubicados al interior de una camioneta Town Country.

Una mujer solicitó el apoyo de la policía capitalina al darse cuenta que vendían droga. Fueron identificados como Eulalio "El Lalito", Salvador "N", Ediván "N" e Imelda "N", a quienes se les hallaron 25 envoltorios de cocaína y 48 de marihuana, y el arma con la que cometieron el homicidio.

Los uniformados arribaron hasta la calle Camino Viejo a Xitle en Tlalpan y constataron que se trataba de la misma camioneta que fue registrada a través de las cámaras de la Ciudad el pasado miércoles, cuando fue cometido el asesinato.

Consta en la carpeta de investigación CI-FIEDH/2/UI-1 C/D/00347/10-2021 que el predio que los sujetos intentaban despojar, ubicado en el número 7017 de la carretea federal a Cuernavaca, estaba bajo resguardo de 10 personas, quienes no pudieron evitar el homicidio.

De acuerdo con la narración de hechos, cerca de las 15:00 horas llegaron a dicho lugar tres vehículos, un Mini Cooper color blanco, una camioneta, y un sujeto a bordo de una motoneta, quienes comenzaron a disparar a las personas que vigilaban.

Reportes de la Policía de Investigación refieren que el predio es semi rural, cercado por una malla metálica y que éste se compone de un nivel y de un sólo cuarto.

Al interior de este lugar se encontraba material de construcción que minutos antes estaba siendo descargado por varias personas.

Los agresores dispararon hasta en 14 ocasiones, así lo muestran los hallazgos en el lugar de los hechos, pues los investigadores contabilizaron ese número de casquillos percutidos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.