Vuelve el FMI: la semana próxima regresa la misión a la Argentina

Santiago Dapelo

En el Gobierno no hay dudas de que se trató de una cuestión "semántica" y reforzaron la idea de que ya se pusieron en marcha las gestiones para alumbrar un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Tanto es así que la próxima semana comenzará la segunda misión técnica del Fondo en la Argentina.

Según pudo saber LA NACION, entre el lunes y miércoles aterrizarán en el país el jefe de misión para la Argentina, Luis Cubeddu, y la subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental, Julie Kozack, para realizar la "consulta del Artículo IV", la auditoría que hacen las misiones del FMI a las economías de los países miembros.

Fue parte del "entendimiento mutuo" al que arribaron en su último encuentro, en Riad, Arabia Saudita, el sábado pasado, la directora Gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, y el ministro de Economía, Martín Guzmán; un paso más en el camino hacia la normalización de la relación.

Si bien hoy el FMI aclaró que por el momento no negocia un nuevo programa con la Argentina para reemplazar al acuerdo stand-by firmado por el gobierno de Mauricio Macri, lo cierto es que en la Casa Rosada hablan de diferencias en formalismos y se muestran entusiasmados por los avances.

"Es hilarante lo que se lee, todo es un tema semántico", describieron fuentes oficiales. Es que el nuevo viaje de Cubeddu y Kozack actuaría como el paso previo a la negociación de un nuevo programa para la Argentina, que buscaría -según deslizó en claro Guzmán en el Congreso- una postergación de ajuste y del pago de la deuda hasta 2023.

El director de Comunicaciones del FMI, Gerry Rice, en su habitual conferencia de prensa en la sede del organismo en Washington, calificó ayer los encuentros del titular del Palacio de Hacienda con el staff del organismo como "discusiones" técnicas, y no negociaciones.

"No son negociaciones. Por ahora son discusiones", sostuvo Rice, al responder una pregunta sobre la naturaleza de los múltiples contactos que ha habido entre el gobierno de Alberto Fernández y funcionarios del staff.