La relación con el campo: satisfacción en el Gobierno tras el encuentro con la Mesa de Enlace

LA NACION
·3  min de lectura

El día después de la fumata blanca con el campo en la Casa Rosada hubo satisfacción. Cerca del presidente Alberto Fernández destacaron el diálogo con la Mesa de Enlace y la negociación para buscar mecanismos que permitan luchar contra una de las prioridades que se impuso el Gobierno: la batalla contra el aumento de precios.

"Fue una muy buena reunión. Alberto siempre va a dialogar y negociar", resaltó uno de los principales colaboradores del jefe del Estado, aunque reconoció que la relación con los líderes ruralistas siempre será tensa y fluctuante.

Lavado de dinero: allanan en Rosario la mansión de un expiloto de F1 en un caso ligado al senador Armando Traferri

En el comienzo de un año electoral y en medio de la pandemia, respiran aliviados porque, al menos por ahora, el campo no representa un problema.

Ayer, en la reunión que mantuvo con los presidentes de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina; de Coninagro, Carlos Iannizzotto; de Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, y Jorge Chemes, titular de Confederaciones Agrarias Argentinas (CRA), el Presidente les dijo que las retenciones "no son un instrumento que tenga voluntad de aplicar", según contó el ministro de Agricultura, Luis Basterra.

Los integrantes de la Mesa de Enlace se retiran de la Casa Rosada
Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

El funcionario también remarcó que hubo un "compromiso" de los productores para realizar una "revisión de los distintos costos de todos los eslabones de la cadena de producción". En este punto, ayer, Achetoni aseguró que aún restan conversaciones con el Gobierno "para trabajar con toda la cadena para corregir algunas distorsiones, pero le explicamos que el sector productivo tiene un componente mínimo en la participación del precio de góndola"

Así, buscó llevar calma al sector, que tras las declaraciones que había realizado el Presidente en una entrevista con Página12 el último domingo, había entrado en un estado de alerta y movilización. El día después, todo era tranquilidad.

En ese reportaje, el mandatario había anticipado que "el Estado solo tiene dos canales para resolver el problema, dos herramientas que preferiría no usar: subir las retenciones o poner cupos, decir esto no se exporta". Y agregó: "Y no hay mucho más tiempo para que decidan".

El encuentro en la Casa Rosada sirvió para limar asperezas, aunque la desconfianza mutua es la que manda en la relación.

Tras el encuentro, en diálogo con los periodistas acreditados en la Casa de Gobierno, los integrantes de la Mesa de Enlace hicieron un repaso de la reunión y anunciaron que el Gobierno no aumentará las retenciones ni intervendrá en los diferentes mercados.

La Corte Suprema dejó firme una condena contra Milagro Sala por amenazas a policías

"No van a aumentar las retenciones. Hemos profundizado un diálogo que así debe continuar, donde nos enteremos las cosas mucho antes y las programemos. Las preocupaciones del Gobierno son las que tenemos nosotros", resumió el presidente de Federación Agraria.

Además, en la reunión también hubo un principio de acuerdo para federalizar la economía, trabajar en conjunto para cuidar los precios, fomentar mercado de cercanía y exportar más.

Lo cierto es que el encuentro, que habían solicitado los representantes del campo tras el reportaje que brindó el jefe del Estado y del que también participaron el canciller Felipe Solá; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, sirvió para apaciguar el clima.