Qué relación existe entre los animales y la muerte

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 31 (EL UNIVERSAL).- En el marco del Día de Muertos, el investigador Raúl Valadez Azúa, del Instituto de Investigaciones Antropológicas (IIA), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), habló sobre el papel de los animales en estas fechas y su relación con la muerte.

El titular del laboratorio de Paleozoología del IIA destacó que la creencia que los animales son mensajeros de la muerte se originó durante la época colonial, cuando el ideario de la tradición mexicana se mezcló con las costumbres españolas, que llegaron a nuestra región a raíz de la conquista.

"La más relevante asociación entre un humano difunto y algún material o elemento de la naturaleza serían los perros, porque llegaron tan temprano a la historia humana (entre 15 mil y 18 mil años) que el hombre no tiene conciencia de lo que es la vida humana sin el perro... en un esquema tan intenso, tan íntimo que para el hombre era parte de los grupos, como si fuera un humano más", explicó.

Además, Valadez Azúa señaló que, en el periodo de la colonia, la oscuridad adoptó un significado relacionado al miedo y a espíritus malignos, que -según las creencias- deambulaban, al tratar de apoderarse de las personas y debido a esto, era posible que se relacionara a los animales que pertenecen a la noche con temas sobre magia y hechicería.

Durante la época prehispánica -ahondó- se creía que cuando las lechuzas graznaban indicaba el presagio que alguna persona moriría. En ese sentido, no importaba si eran aves diurnas, sino el tono del canto del animal: el significado nocturno no era tan relevante como el sonido, hasta la época colonial.

"A partir de este periodo las mariposas nocturnas son vistas como animales malignos, símbolos de la muerte, que llevan algo de magia o hechicería. Aunque puede ser un poco molesta su presencia, sobre todo cuando empiezan a revolotear y las personas gritan y piden ayuda porque dicen que trae malas noticias", explicó el también académico.

En un comunicado, difundido por la máxima casa de estudios, el experto explicó que en el universo prehispánico no existía el concepto de bueno y malo, por lo tanto el mundo vivo y el inframundo solo correspondían a una condición dual.

En este ámbito, el también maestro precisó: "organismos como la mariposa representan esa dualidad, y su presencia estaba relacionada con las fases de vida, pero al momento de desaparecer, por las migraciones o muerte, solo quedan las orugas, una muestra de que se vuelve a entrar en un nuevo ciclo."

Otro ejemplo -agregó- son los lobos que también eran relacionados con el espacio nocturno y los jaguares con las estrellas. Con más de 15 mil años de historia, el perro es considerado el mejor compañero en la vida y después de la muerte, aunque hay otras especies a las que también se les relaciona con el más allá, como las mariposas nocturnas, las moscas "panteoneras" y los tecolotes, aseguró el investigador.

Pese a que el primero y dos de noviembre no se acostumbra a conmemorar a los animales en las ofrendas de Día de Muertos, todavía existen comunidades que creen que estos acompañan a las almas humanas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.