Reiteran prohibición de venta, distribución y quema de cohetes

VALLE DE CHALCO, Méx., diciembre 28 (EL UNIVERSAL).- El ayuntamiento de Valle de Chalco reiteró que durante todas las celebraciones de fin de año está prohibido la venta, distribución y quema de cohetes, o fuegos pirotécnicos en todas las comunidades del territorio local para evitar accidentes por un mal manejo.

El alcalde morenista, Armando García Méndez, dio a conocer que esa medida estará vigente hasta el 5 de enero, la noche previa a la llegada de los Reyes Magos, para que no se cause además daño al medio ambiente.

El edil dijo que no obstante que está establecido en la Constitución Política de México esa prohibición la noche del 24 de diciembre pasado muchos vecinos de Valle de Chalco no acataron la disposición, por lo que los exhortó a que durante los festejos del próximo 31 de diciembre, cuando se despide al Año Viejo y se espera la llegada del Año Nuevo, se abstengan de tronar cohetes.

Además de ser muy peligroso para quienes lo hacen, principalmente para los menores de edad, ponen en riesgo la salud de los habitantes del municipio y de esta región del Valle de México porque se incrementa la contaminación y por las condiciones climáticas que prevalecerán en los próximos días, es más susceptible a que se pueda presentar una contingencia ambiental, expuso García Méndez.

Personal de Protección Civil, Bomberos y de la Policía Municipal realizan rondines de vigilancia por las colonias vallechalquenses y durante el próximo sábado pondrán mayor atención para conminar a los habitantes que utilicen productos de pirotecnia a que se abstengan de hacerlo.

Además, el gobierno vallechalquense pidió a los residentes que usen piñatas de cartón porque son más seguras, sobre todo para los niños que participan en las celebraciones decembrinas.

Sugieren que eviten rellenar las piñatas con objetos pesados o puntiagudos, no emplear piñatas de barro porque los fragmentos de la olla pueden causar lesiones a los que se encuentren cerca cuando la rompen.

Protección Civil pidió a las familias que durante esta temporada invernal no usen anafres para calentar habitaciones, si lo hacen deben colocarse en lugares ventilados y deben apagarse antes de dormir.

Advirtió la corporación que el monóxido de carbono es un gas tóxico, incoloro, inodoro, producto de la combustión incompleta durante la quema de leña, al encender calentadores de agua anafres o chimeneas.

"Es indispensable contar con un extintor y leer las instrucciones de su uso con anticipación. Se aconseja instalar un detector de humo por lo menos en cada piso del hogar", sugirió Protección Civil para evitar algún riesgo mayor a los inquilinos de la vivienda.