Reiteran llamado al PRI para bajar reforma del Ejército en las calles

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 11 (EL UNIVERSAL).- La dirigencia nacional del Partido Acción Nacional, encabezada por Marko Cortés, y del Partido de la Revolución Democrática, encabezada por Jesús Zambrano, reiteraron su llamado a PRI para que bajen la iniciativa de reforma por la que se busca ampliar la presencia del ejército en las calles hasta 2028.

A través de un comunicado conjunto, advirtieron que de ello depende el mantenimiento de la coalición Va por México.

"Asumiendo nuestra responsabilidad histórica, preocupados por el mantenimiento de la coalición Va Por México y por ser una necesidad política ante la muy difícil realidad que vive el país, hacemos un nuevo y respetuoso llamado a las y los legisladores del PRI a efecto de que retiren su propuesta de reforma al 5o transitorio constitucional o, en su caso, votar en contra de la propuesta de reforma constitucional al 5o transitorio", señalaron.

Los líderes del partido albiazul y del Sol Azteca, afirmaron que tras retirar la propuesta, se daría tiempo para construir como Coalición una nueva propuesta, "más responsable".

"Se requiere una propuesta real, construida de la mano con la sociedad civil y por la coalición Va Por México, asumiendo la práctica del parlamento abierto, para que se conozcan las preocupaciones de la academia, de expertos en la materia y tener diagnósticos objetivos sobre la situación del sistema de seguridad pública del país, y así poder plantear las respuestas más adecuadas para el mejor funcionamiento de las instituciones de seguridad pública de todo México", indicaron.

Tanto Cortés Mendoza como Zambrano Grijalva, dijeron que coinciden en que el gobierno debe hacer todo lo necesario para brindar seguridad a las personas y a sus bienes; "pero siempre en estricto apego a nuestra Constitución".

"Estamos plenamente convencidos que la seguridad es un elemento indispensable para una convivencia democrática y civilizada", puntualizaron.

Los dirigentes nacionales recordaron que hace tres años y medio se constituyó la Guardia Nacional, la cual se hizo para que el país contara con una policía nacional civil, dirigida y compuesta por personal de carácter civil y para combatir la inseguridad.

"Así quedó establecido en la Constitución. Pero en los hechos, esto no ha sido una realidad, ya que desde su creación y hasta la fecha ha estado bajo mandos militares y la integran en un 80 por ciento personal proveniente de las fuerzas armadas. Y ahora que inconstitucionalmente trasladan la operación y la administración a la SEDENA, se ve más lejos la posibilidad de consolidarse como una verdadera policía civil", dijeron.

Aunado a lo anterior, aseguraron que se ha abandonado completamente a las policías estatales y municipales.

"Los incrementos en los índices de violencia e inseguridad en estos tres años y medio evidencian que la estrategia gubernamental de seguridad y de combate a la delincuencia ha fracasado rotundamente", reiteraron.

De igual forma, agregaron que junto con la creación de la Guardia Nacional, se estableció un artículo transitorio para que las fuerzas armadas se mantuvieran en las calles hasta marzo de 2024; "es decir, todavía falta un año y medio, por lo que no existe ningún tipo de urgencia para que se discuta la iniciativa priísta".

Advirtieron que la prórroga que plantean los tricolores, no solamente extiende la actuación "inconstitucional" de la Guardia Nacional y de las Fuerzas Armadas, "también valida y amplia por 4 años más, la equivocada y fallida estrategia de seguridad que el gobierno ha trazado y esto potencia por más del doble, dado que serían 4 años más, los desastrosos resultados que hoy se tienen y no hay duda que se pueden anticipar las terribles cifras de homicidios violentos y desapariciones".

Además, dijeron, se pone "en un altísimo riesgo" a las Fuerzas Armadas por asumir la seguridad pública, "una responsabilidad que no les corresponde".

"Lo que origina graves consecuencias por las violaciones al orden constitucional e internacional de su actuación y por los saldos oprobiosos de pérdidas de vidas humanas", indicaron.

Finalmente, aseguraron que ni el PAN ni el PRD están pidiendo que regresen los militares a los cuarteles.

"Lo que estamos pidiendo es que se corrija la fallida estrategia de seguridad que ha incrementado los niveles de violencia e inseguridad y que, como cualquier país democrático en el mundo, México tenga una Policía Nacional civil, bien pagada, equipada y organizada", por lo que llamaron al PRI a exigir de manera conjunta al gobierno que corrija la "fallida" estrategia gubernamental de seguridad, que fiscalice la actuación de las Fuerzas Armadas, que se vigile que en el plazo constitucional restante se dé forma (desde la cabeza, hasta sus integrantes) a una Guardia Nacional civil como lo mandata nuestra Ley Fundamental.

"Que de aquí al 26 de marzo del 2024 —que vence el plazo establecido en el decreto del 2019 para que el presidente de la República pueda disponer de las Fuerzas Armadas—, trabajemos de manera conjunta para que la Guardia Nacional se transforme y se vaya consolidando en una policía nacional civil, y solo entonces poder valorar la pertinencia o no de ampliar el plazo constitucional", concluyeron.