Reino Unido: se vacunó contra el coronavirus con una dosis de Pfizer y ahora teme por la mutación de la cepa

María José Lucesole
·5  min de lectura

Sean Harper, Consultant Clinical Psychologist y Programme Director Masters in Cognitive Therapy, de Edimburgo, Escocia, se acaba de inyectar la vacuna de Pfizer. "No tengo miedo a los efectos secundarios. Tengo más miedo que el virus vaya por seguir mutando demasiado y de esa manera haga que la vacuna no sea efectiva", afirma.

Sean se prepara para otro año duro: además de atender a los enfermos del hospital psiquiátrico, ahora debe atender al personal de la salud agotado por el estrés de la pandemia. "La vacuna no cambia la posibilidad de trasmisión", advierte.

Desde Escocia asegura que la pandemia nos da la posibilidad de reflexionar sobre la importancia de tener soporte psicológico en el sistema de salud.

Coronavirus: Aumentaron un 30% los testeos en laboratorios privados en la última semana

El profesional, casado con una periodista argentina, ya suspendió un viaje para venir a la Argentina. Espera poder venir la próxima Navidad, para que sus hijos se reencuentren con primos y tíos argentinos. "Lo más probable es que tengamos que vivir con restricciones todo un año", considera desde el Reino Unido.

-¿Cuándo comenzó la campaña de vacunación en Escocia?

-El 8 de diciembre.

-¿Dónde se vacunó?

-En el hospital donde trabajo (el NHS - National Health Service).

-¿Cómo fue el proceso para convocarlo a vacunarse? ¿En qué orden de prioridad se hizo?

-Yo tuve prioridad porque trabajo con pacientes cara a cara. Recibí un e-mail con instrucciones para llamar a un número de teléfono para pedir turno. La prioridad fueron primero el personal de salud y los servicios sociales. Luego la gente vulnerable en hospitales e instituciones, personal en geriátricos y gente que trabaja con gente vulnerable. Luego gente mayor de 80 años en la población general. Después se va ir organizando por edad.

-¿Cuánto cree que va a cambiar su vida con la vacuna?

-No sé, pero lo más importante para mí es que mis padres tengan la vacuna así nos podemos ver otra vez, ese va a ser el cambio más importante. Pero lo más probable es que tengamos que vivir con restricciones por un año o más.

-¿Qué hábitos de cuidado contra el Covid-19 no cambiarán en su vida pese a estar vacunado?

-La vacuna no cambia la posibilidad de transmisión, podemos pasar el virus a la gente sin o con la vacuna. Entonces una vez que toda la población esté vacunada, el virus no se va a ir a ningún lado, tenemos que seguir viviendo con mucho cuidado. Por ejemplo, la vacuna es solo para adultos mayores de 16 años, pero los niños también se contagian.

-¿Se siente protegido contra la nueva cepa que ya circula en el Reino Unido?

-¡Ojalá! No sabemos 100%. Cuando me dieron la vacuna me dijeron que Pfizer protege el 95% del coronavirus normal. De acuerdo a los investigadores científicos de Escocia, las nuevas mutaciones del Covid no son tan distintas al primer virus, de manera que la vacuna actual sería suficiente para protegernos de esta nueva cepa. Pero si el virus sigue mutando muchas veces la vacuna va a tener que ser modificada.

-¿Considera que la información que le administró el Gobierno fue suficiente para vacunarse?

-Sí, tenemos que tener confianza en el Gobierno en estas cosas, porque la comunidad científica en este país ha estado informándonos paso a paso tanto sobre el virus como sobre la vacuna.

-¿Tiene temor a efectos secundarios en el mediano o en el largo plazo?

-No, me parece que la vacuna es muy parecida a otra que tenemos todo los años para la gripe A. Por mi trabajo de exposición en hospitales he tenido la vacuna de la gripe A muchos años y nunca he tenido ningún problema. Hoy por lo menos no siento nada raro, me siento perfecto. Tengo más miedo que el virus vaya por seguir mutando demasiado y de esa manera haga que la vacuna no sea efectiva.

-¿Cómo se sintió trabajar en un hospital en medio de una pandemia?

-Yo trabajo en un hospital psiquiátrico, donde mucha gente internada tiene problemas psicológicos pero también físicos. Es muy difícil para los pacientes vivir esta pandemia internados, pero también ha sido muy difícil para los enfermeros que los cuidan. Siendo psicólogo en el hospital, yo tuve la gran responsabilidad no solo de responder a las demandas de los pacientes frente a este nuevo estrés, sino también a las del personal del hospital. Es una época muy difícil para trabajar pero esta experiencia nos ha demostrado la importancia que tiene la psicología en el sistema de salud, es muy importante que incluyamos un soporte psicológico dentro del modelo médico tradicional. Espero que este aprendizaje nos dé la oportunidad de desarrollar y mejorar el sistema de salud.

-¿Disminuirá el éstres de trabajar en un hospital a partir de estar vacunado?

-¡Otra vez ojalá! Pero creo que no, el estrés es siempre fuerte, solo cuando el virus esté controlado vamos a poder relajar un poco.

-¿Su familia se vacunará también?

-Mi mujer va a tener la vacuna en 2021, no sabemos cuándo pero en la primera parte del año seguramente porque ella trabaja en una escuela y está muy expuesta. Mis hijos no van a ser vacunados porque son menores de 16 años.

-¿Tienen pensado viajar a la Argentina una vez vacunado?

-Por tercera vez, ¡ojalá! Nosotros teníamos planeado viajar en abril de 2020 y lo tuvimos que cancelar. Tenemos muchas ganas de ir a la Argentina, pero no sabemos cuándo vamos a poder, quizás para por navidad 2021 o el verano 2022.