Reino Unido: renunció el Ministro de Salud tras el escándalo con su asesora

·2  min de lectura
En esta foto de archivo tomada el 27 de mayo de 2021, Matt Hancock ofrece una actualización sobre el estado de la pandemia del coronavirus
MATT DUNHAM

LONDRES.- El ministro de Salud británico, Matt Hancock, anunció su renuncia por no respetar reglas sanitarias luego de que se filtraran fotos en las que se besaba con una asesora, que no es su esposa, lo que generó revuelo en todo el Reino Unido.

Luego de la difusión de las imágenes, Hancock había quedado en el ojo de la tormenta. Tras duras acusaciones por su gestión de la pandemia, ahora era el protagonista de un escándalo por haber incumplido las normas contra el coronavirus mientras estaba teniendo una aventura con una asesora, según reveló un medio, que lo capturó en el acto.

A través de su cuenta de Twitter, el ahora exfuncionario anunció la noticia con un video: “Aquellos de nosotros que hacemos las normas debemos atenernos a ellas, y es por eso por lo que debo dimitir”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Tenemos que ser honestos con la gente que tanto ha sacrificado durante esta pandemia”, escribió Hancock en una carta al primer ministro, Boris Johnson.

Derrumbe en Miami: en 2018, un ingeniero había advertido sobre “daños estructurales importantes” en el edificio

El diario The Sun había publicado fotos que se remontaban al mes pasado en las que se ve al ministro, casado y con tres hijos, besando a Gina Coladangelo, también casada, en su despacho de Westminster, en un momento en el que los abrazos estaban prohibidos en Inglaterra por las restricciones sanitarias.

Reconozco haber violado las directivas sobre la distancia en esas circunstancias”, escribió ayer Hancock, una figura clave en la estrategia sanitaria de Reino Unido. “Decepcioné a la gente y lo lamento mucho”.

Las especulaciones en torno a una posible renuncia del funcionario no habían tardado en llegar luego de que la presidenta del partido laborista, Anneliese Dodds, haya calificado ayer su conducta de “insostenible” y le haya aconsejado al jefe de gobierno, Boris Johnson, que “debería echarlo”.

La noticia se sumó a una oleada de críticas hacia la gestión del coronavirus llevada a cabo por el ministro.

En una audiencia parlamentaria celebrada el mes pasado, el controvertido exasesor del primer ministro Boris Johnson, Dominic Cummings, acusó a Hancock de haber “mentido” en varias ocasiones sobre su gestión de la crisis sanitaria y consideró que debería haber sido “despedido” por inepto.

Después, utilizando como prueba la captura de pantalla de un teléfono celular, Cummings aseguró que Johnson había calificado a Hancock de “inútil total”.

Agencias AP y ANSA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.