El Reino Unido prolonga el confinamiento pero levantará algunas restricciones

1 / 2

Los bailarines Roman Sukhomlyn e India Phillips practican en casa, en la ciudad británica de Wolverhampton, por el confinamiento el 7 de mayo de 2020

Los bailarines Roman Sukhomlyn e India Phillips practican en casa, en la ciudad británica de Wolverhampton, por el confinamiento el 7 de mayo de 2020 (AFP | Oli Scarff)

El gobierno británico prorrogará este jueves el confinamiento en vigor desde marzo para luchar contra el coronavirus, aunque se espera que este fin de semana se levanten algunas restricciones.

El primer ministro Boris Johnson se reunió el jueves con sus principales ministros tras más de seis semanas de confinamiento.

Les aseguró que cualquier flexibilización se haría con una "extrema precaución", según su portavoz.

"No haremos nada que pueda provocar una nueva ola" de contaminaciones, indicó esta fuente. "Cualquier flexibilización de las consignas la próxima semana será muy limitada, no haremos nada que corra el riesgo de anular los esfuerzos y sacrificios realizados", precisó.

En vigor desde el 24 de marzo, el confinamiento ya se extendió una vez hasta este jueves. El jefe del gobierno, curado de la enfermedad covid-19, ya indicó que este día revelará su estrategia para el futuro dirigiéndose directamente a los británicos.

Según los medios de comunicación locales, la población podrá pronto hacer ejercicio físico ilimitado en el exterior, hacer picnics o incluso tomar sol en los parques, siempre que se respete una distancia de seguridad de dos metros entre las personas.

Actualmente sólo se permite salir a la población para hacer compras, recibir tratamiento o hacer ejercicio una vez al día.

También deben adoptarse medidas para permitir la reanudación de determinadas actividades, manteniendo distancias entre los empleados.

"El virus sigue todavía a un nivel elevado. Pensamos haber superado el pico pero tenemos que vigilar para no crear una situación en la que tendríamos un segundo pico más fuerte y más rápido", explicó el ministro encargado de Irlanda del Norte, Brandon Lewis, el jueves a la BBC.

"Vamos a examinar cómo avanzar de manera a dar prioridad a la salud de la gente", añadió, y exhortó a la población a quedarse en casa durante el próximo fin se semana a pesar del buen tiempo.

En Escocia, donde la tasa de reproducción del virus es más alta que en otras regiones, la Primera ministra Nicola Sturgeon destacó que una flexibilización sólo sería posible si los datos científicos lo permitieran.

En una conferencia de prensa afirmó que "hay que ser muy precavidos" en este punto de inflexión "crítico".

El gobierno es criticado no sólo por los importantes efectos económicos y sociales de la contención, sino también por faltar varios días seguidos a su objetivo de realizar más de 100.000 test diarios.

Por su parte, el Banco de Inglaterra prevé una caída histórica del 14% del Producto Interior Bruto (PIB) este año a causa del choque económico del coronavirus pero decidió mantener su principal tasa de interés en 0,1%, un récord a la baja.

En su informe trimestral, la institución indica sin embargo esperar un fuerte repunte en 2021, con una subida del +15% del PIB.

Hasta la fecha, el coronavirus se cobró más de 30.000 vidas en el Reino Unido, el segundo país con más muertos detrás de Estados Unidos.