Reino Unido prohibirá la venta de nuevos vehículos de gasolina y diésel a partir de 2030

El Reino Unido planeó inicialmente prohibir la venta de coches nuevos que funcionen solo con gasolina o diesel para el 2035.