Reino Unido expulsará a 23 diplomáticos rusos por el caso del exagente envenenado

En la imagen, la primera ministra británica Theresa May en Londres el 14 de marzo de 2018. REUTERS/Toby Melville

LONDRES (Reuters) - La primera ministra británica, Theresa May, dijo el miércoles que Reino Unido expulsará a 23 diplomáticos rusos como consecuencia del ataque con un gas nervioso contra un exagente doble ruso.

May dijo que Reino Unido introducirá nuevas medidas para reforzar sus defensas contra actividades estatales hostiles, congelará activos estatales rusos donde haya pruebas de amenaza y reducirá su presencia en el Mundial de Fútbol que se celebrará en Rusia este verano.

Moscú, que ha negado en repetidas ocasiones su implicación en el ataque, dijo que Reino Unido debería esperar una represalia por sus acciones.

El exespía Sergei Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, fueron hallados inconscientes el 4 de marzo en un banco frente a un centro comercial de la ciudad de Salisbury, en el sur de Inglaterra, y están hospitalizados desde entonces en estado crítico. Un agente de policía también está grave.

May afirmó que los Skripal fueron atacados con Novichok, un agente neurotóxico de grado militar de los tiempos soviéticos. Pidió a Moscú que explicara si era responsable del ataque o había perdido el control de partidas de la peligrosa sustancia.

"Su respuesta demostró un completo desprecio por la gravedad de estos hechos", comentó May en una declaración ante el Parlamento. "Trataron el uso de un agente neurotóxico de grado militar en Europa con sarcasmo, desdén y desafío".

"No hay otra conclusión alternativa, aparte de que el Estado ruso fue culpable del intento de asesinato del señor Skripal y su hija, y de amenazar las vidas de otros ciudadanos británicos en Salisbury, incluido el sargento detective Nick Bailey", declaró. "Esto representa un uso ilegal de la fuerza por parte del Estado ruso contra Reino Unido".

May dijo que la expulsión de 23 diplomáticos, identificados como agentes de inteligencia no declarados, fue la mayor de una vez en más de 30 años y reducirá la capacidad del espionaje ruso en Reino Unido para los próximos años.

"Congelaremos los activos del Estado ruso donde tengamos la prueba de que pueden ser utilizados para amenazar la vida o la propiedad de nacionales o residentes del Reino Unido", destacó.

Asimismo, anunció que se desarrollarán nuevas medidas legislativas de forma urgente para contrarrestar cualquier amenaza de un estado hostil. "Incluirá el uso de un poder enfocado en detener a sospechosos de actividad estatal hostil en la frontera de Reino Unido", señaló.


AUMENTO DE LOS CONTROLES

Las autoridades británicas harán uso de los poderes existentes para aumentar los esfuerzos para controlar y supervisar las intenciones de los que viajen a Reino Unido y puedan estar implicados en actividades que representan una amenaza a la seguridad.

"Incrementaremos los registros de los vuelos privados, aduanas y cargas", agregó. También amenazó a personas descritas como "criminales peligrosos y élites corruptas" y añadió que "no hay lugar para esa gente, o su dinero, en nuestro país".

May dijo que Reino Unido revocará una invitación al ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, para que visite el país y suspenderá los contactos bilaterales de alto nivel planeados entre Londres y Moscú. En lo referente al Mundial, afirmó que no acudirán ministros ni miembros de la Casa Real.

Una portavoz del ministerio ruso de Exteriores dijo posteriormente que Lavrov no había aceptado la invitación para visitar Reino Unido.

La Embajada de Rusia en Londres aseguró en un comunicado que la expulsión es "una acción hostil totalmente inaceptable, injustificada y corta de miras. Toda la responsabilidad por el deterioro de la relación entre Rusia y Reino Unido recae en el actual liderazgo político".

Los líderes de la Unión Europea (UE) discutirán el papel de Rusia en el ataque cuando se reúnan con May la próxima semana, afirmó el miércoles el presidente del consejo de la UE, Donald Tusk, que ofreció la "plena solidaridad" del bloque.