Reino Unido elogia el esfuerzo de sus tropas para evacuar a más de 15.000 afganos

·2  min de lectura

Londres, 29 ago (EFE).- El primer ministro británico, Boris Johnson, elogió este domingo los "colosales esfuerzos" en Afganistán de militares y funcionarios de su país para poner a salvo a más de 15.000 evacuados y remarcó que si los talibanes quieren "reconocimiento diplomático" deberán "respetar los derechos de mujeres y niñas", entre otros cometidos.

El líder tory colgó hoy una grabación en su cuenta de Twitter horas después de que el último avión británico partiera anoche de Kabul con las últimas tropas y diplomáticos del Reino Unido, poniendo fin a 20 años de campaña en Afganistán y a dos semanas de operaciones de evacuación de civiles británicos y aliados afganos.

"Las tropas y funcionarios del Reino Unido han trabajado contrarreloj frente a un plazo límite implacable en condiciones horribles. Han empleado toda la paciencia y cuidados para ayudar a personas que temen por sus vidas", subrayó.

Johnson recordó cómo estos efectivos británicos han presenciado "ataques terroristas bárbaros en filas de personas a las que trataban de consolar", así como en sus "amigos norteamericanos" en referencia al atentado suicida del pasado jueves en el aeropuerto de Kabul.

Agregó que "es gracias a sus colosales esfuerzos que este país ha procesado, verificado y evacuado a más de 15.000 personas y las ha puesto a salvo en menos de dos semanas".

Cara al futuro, Johnson dijo que "junto con los aliados de Estados Unidos y Europa y de todo el mundo", el Reino Unido "mantendrá contacto con los talibán, no en base de lo que dicen, sino de lo que hacen".

"Si el nuevo régimen en Kabul quiere un reconocimiento diplomático, o desbloquear los miles de millones que están actualmente congelados, deberán asegurarse de proporcionar el pasaje seguro para aquellos que desean marchar del país, respetar los derechos de mujeres y niñas, evitar que Afganistán vuelva a convertirse, de nuevo, en una incubadora de terrorismo global, porque eso sería desastroso para Afganistán", advirtió.

En la Operación Pitting más de 1.000 militares, diplomáticos y funcionarios británicos han trabajado en la mayor operación de evacuación desde la II Guerra Mundial para sacar a nacionales británicos y aliados afganos tras la toma del régimen talibán.

Según datos oficiales, de las 15.000 personas que han sido sacadas del país desde el retorno de los talibán, 5.000 son nacionales británicos y familiares.

Unos 8.000 afganos que colaboraron con las Fuerzas Armadas del Reino Unido como intérpretes o en otros puestos, o aquellos cuyas vidas corren peligro bajo el nuevo régimen de Kabul, también han sido evacuados junto con sus familias.

De esos ciudadanos que han sido sacados del país -en más de 100 aparatos fletados por las Fuerzas Aéreas británicas-, unos 2.200 han sido niños.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.