Reino Unido eleva tono de disputa post Brexit con Francia sobre la pesca

·2  min de lectura
El presidente de Francia, Emmanuel Macron (izq), y el primer ministro británico, Boris Johnson, gesticulan con los puños durante la foto de familia de la cumbre de líderes del G-20 en Roma, Italia.

Por Elizabeth Piper y Michel Rose

ROMA, 30 oct (Reuters) - Reino Unido elevó el sábado su guerra de palabras con Francia y el primer ministro, Boris Johnson, se negó a descartar la activación de una disputa comercial la próxima semana en una disputa pesquera, mientras su ministro del Brexit criticó con dureza las decisiones de París.

Johnson, quien será el anfitrión de la cumbre climática de la ONU la próxima semana, dijo una vez más que no quería que la disputa sobre pesca opaque la reunión de este fin de semana de las 20 economías más grandes del mundo, vista como un trampolín para asegurar más compromisos para la COP26 en Glasgow.

No obstante, una andanada de declaraciones airadas del ministro del Brexit, David Frost, subrayó la seriedad con la que se está tomando Londres una carta enviada por París pidiendo a la Unión Europea que deje claro lo problemático que es abandonar el bloque, y que fue descrita como "muy preocupante".

"Si hay una violación del tratado o creemos que hay una violación del tratado, entonces haremos lo que sea necesario para proteger los intereses británicos", dijo Johnson a Sky News en el Coliseo de Roma, donde asiste a la reunión del G-20.

Cuando se le preguntó si descarta activar las medidas de resolución de disputas incluidas en el Acuerdo de Comercio y Cooperación la próxima semana, Johnson dijo: "No, por supuesto que no, no lo descarto".

"Pero lo que creo que todo el mundo quiere ver (es) la cooperación entre los aliados europeos y Emmanuel Macron, y comparto una perspectiva común, que es que el cambio climático es un desastre para la humanidad", agregó.

La carta enviada por el primer ministro francés, Jean Castex, a la UE pidiendo al bloque que demuestre que se sufre "más daño por salir de la UE que por permanecer allí" contribuyó a agriar aún más los lazos.

Frost dijo que espera que "esta opinión no sea la predominante en la UE", y calificó su expresión en una carta como "claramente muy preocupante y problemática".

Johnson también expresó su preocupación "por la retórica del gobierno francés" en una reunión con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien afirmó que Bruselas está "intensamente comprometida para encontrar soluciones".

En Roma, Johnson y Macron intercambiaron un golpe de puño simulado y combativo, pero no parecieron hablar entre ellos cuando los líderes participaron en la foto de familia del G-20. Tienen previsto reunirse brevemente el domingo.

(Reporte de Elizabeth Piper y Michel Rose en Roma y Michael Holden en Londres; editado en español por Carlos Serrano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.