Reino Unido y EEUU confían en alcanzar un acuerdo sobre el comercio -Ministerio

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Las banderas de Estados Unidos y el Reino Unido en Washington
FOTO DE ARCHIVO: Las banderas de Estados Unidos y el Reino Unido en Washington

LONDRES 2 nov (Reuters) - Reino Unido y Estados Unidos confían en que las conversaciones sobre comercio que mantienen en la actualidad desemboquen en un acuerdo global, dijo el lunes el Ministerio de Comercio británico.

Las dos partes han cerrado su quinta ronda de conversaciones con el objetivo de asegurar un acuerdo comercial entre ambos países. Esto supone para Londres una de sus primeras victorias desde que, el pasado mes de enero, abandonase la Unión Europea y empezase a negociar sus propios acuerdos bilaterales.

"Tras el importante progreso realizado en las conversaciones, ambas partes confiamos en estar cerca de un acuerdo global que proporcionaría un beneficio significativo a nuestras economías", indicó el Ministerio en un comunicado.

Tanto Londres como Washington han dejado claro en varias ocasiones que están interesados en llegar a un acuerdo. Sin embargo, las elecciones presidenciales de EEUU, que se celebran el día 3 de noviembre, y que podrían traer un cambio de administración en el país norteamericano, añaden incertidumbre al proceso.

"Creemos que estamos en una buena posición para avanzar después de las elecciones en EEUU", se lee en el comunicado, donde se añade -sin detallar fechas- que se ha acordado un programa para futuras negociaciones.

Reino Unido rechaza las críticas internas que afirman que un pacto comercial con Estados Unidos implicaría una rebaja de los estándares alimentarios y la apertura del sistema de salud financiado por el Estado a las empresas estadounidenses.

En ese sentido, la ministra de Comercio, Liz Truss, criticó la semana pasada el enfoque económico del presidente Donald Trump de "America first" ("América primero"). [nL8N2HJ69M]

En el comunicado publicado el lunes se explica que casi todos los puntos del acuerdo se encuentran en una fase avanzada.

La última ronda de negociaciones entre los dos países se ha centrado en el acceso al mercado de bienes, incluyendo las normas de origen específicas del producto, que determinan si un bien puede beneficiarse o no de los aranceles preferenciales.

(Información de William James; editado por Alistair Smout; traducción de Jorge Martínez)