Reino Unido debería estar preocupado por la recolección de datos genéticos chinos, dice legislador

·2  min de lectura
Foto de archivo del logo del BGI Group en el edificio corporativo de la compañía en Pekín.

Por Alistair Smout

22 jul (Reuters) - Gran Bretaña debería estar preocupada por la recolección de datos genéticos de millones de mujeres por una empresa china a través de pruebas prenatales, dijo a Reuters un legislador británico.

Una revisión de Reuters de artículos científicos y declaraciones de empresas encontró que BGI Group desarrolló las pruebas en colaboración con el ejército chino y las está utilizando para recopilar datos genéticos en todo el mundo para investigar los rasgos de las poblaciones.

"Cuando los datos salen del Reino Unido, siempre me preocupa que se traten con el respeto y la privacidad que esperaríamos aquí en casa, y la preocupación que esto genera es que puede que no sea así", dijo a Reuters Tom Tugendhat, presidente del Comité Selecto de Asuntos Exteriores del parlamento británico.

"Las conexiones entre las empresas de genómica chinas y el ejército chino no se alinean con lo que normalmente esperaríamos en el Reino Unido o de hecho en muchos otros países".

La política de privacidad en el sitio web de la prueba prenatal no invasiva (NIPT), vendida bajo la marca NIFTY en Gran Bretaña, dice que los datos recopilados se pueden compartir cuando son "directamente relevantes para la seguridad nacional o la seguridad de la defensa nacional" en China.

BGI dice que no ha compartido datos por motivos de seguridad nacional y nunca se le ha pedido que lo haga.

La compañía sostuvo que cumple completamente con las reglas europeas de protección de datos GDPR y también tiene la certificación británica para la gestión de información personal.

"La prueba NIPT de BGI fue desarrollada únicamente por BGI, no en asociación con el ejército de China. Todos los datos NIPT recopilados en el extranjero se almacenan en los laboratorios de BGI en Hong Kong y se destruyen después de cinco años", dijo en un correo electrónico a Reuters, agregando que tomó protección de datos, privacidad y ética extremadamente en serio.

Tugendhat es uno de los nueve legisladores británicos que han sido sancionados por China por destacar presuntos abusos contra los derechos humanos en Xinjiang, algo que Pekín describe como "mentiras y desinformación".

Codirige el Grupo de Investigación de China, un grupo de legisladores conservadores que busca reequilibrar la relación estratégica con China.

Dijo que cualquier empresa británica que utilice las pruebas debe tener claro a dónde van los datos, quién los tiene y qué acceso tendrían otros, incluidos otros gobiernos, a ellos.

(Por Alistair Smout en Londres, información adicional de Kirsty Needham en Sydney; Editado en español por Juana Casas)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.