Reino Unido convoca a embajadora de Francia ante la escalada en la disputa por los barcos pesqueros

·4  min de lectura

El gobierno de Boris Johnson ha convocado a la embajadora francea por la incautación de un barco pesquero británico, mientras se intensifica la amarga disputa entre los países tras el Brexit por las licencias de pesca.

La ministra del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wendy Morton, recibió instrucciones de exigir que la embajadora francesa Catherine Colonna participe en las conversaciones, después de que el ministro del Brexit, Lord David Frost, sostuviera una reunión de crisis con colegas importantes del gabinete el jueves.

Francia detuvo a un barco pesquero británico en aguas frente a su costa y ha amenazado con atacar al Reino Unido con más medidas la próxima semana, con uno de los ministros de Emmanuel Macron prometiendo "hablar el lenguaje de la fuerza".

El gobierno del Reino Unido denunció la incautación del barco y advirtió a los franceses contra cualquier otra represalia. Además, afirmó que el gobierno de Macron podría estar infringiendo el derecho internacional.

Un portavoz del gobierno del Reino Unido dijo: “las acciones francesas propuestas son injustificadas y no parecen ser compatibles por parte de la Unión Europea con el Acuerdo de Comercio y Cooperación (TCA) o el derecho internacional más amplio.

"Lamentamos el lenguaje de confrontación que ha sido utilizado constantemente por el gobierno francés sobre este tema, lo que hace que esta situación no sea más fácil de resolver".

El portavoz añadió: “hemos planteado nuestras preocupaciones enérgicamente tanto a Francia como a la Comisión de la Unión Europea. Como siguiente paso, el secretario de Relaciones Exteriores ha dado instrucciones a la ministra Morton para que convoque a la embajadora francesa".

La secretaria de Relaciones Exteriores, Liz Truss, dijo que se espera que la embajadora se presente en el Ministerio de Relaciones Exteriores el viernes "para explicar las amenazas decepcionantes y desproporcionadas contra Reino Unido y las Islas del Canal".

Leer más: Londres responde a amenaza francesa de vetar a sus pesqueros

Los ministros franceses han advertido que bloquearán los barcos británicos en algunos puertos franceses y reforzarán los controles de los barcos que viajan entre Francia y Reino Unido si sus demandas de licencia no se cumplen antes del 2 de noviembre, además de amenazar el suministro de electricidad a las Islas del Canal.

Pero la ministra marítima francesa, Annick Girardin, afirmó que Gran Bretaña no había cumplido con el acuerdo de TCA firmado con la Unión Europea en diciembre pasado sobre la concesión de licencias de pesca, y prometió más medidas de represalia a partir del martes. “No es una guerra, es una pelea”, declaró.

El ministro de Asuntos Europeos de Macron, Clement Beaune, dijo a la televisión francesa: "así que ahora tenemos que hablar el lenguaje de la fuerza, ya que parece ser lo único que entiende este gobierno británico".

Sin embargo, el secretario de Medio Ambiente, George Eustice, ha dicho que las amenazas francesas de bloquear los barcos británicos y reforzar los controles en las líneas de suministro podrían violar el derecho internacional.

Eustice dijo que Reino Unido ha otorgado licencias al 98% de los buques de la Unión Europea que han solicitado acceso después del Brexit y se espera que se otorguen más después de conversaciones "constructivas" con la Comisión Europea.

El ministro de Medio Ambiente señaló que el buque pesquero escocés incautado por las autoridades francesas había recibido una licencia de la Unión Europea, pero posteriormente fue eliminado de la lista de buques autorizados a pescar en aguas francesas por razones que no estaban claras.

La noticia se produce cuando Cornelis, el barco incautado propiedad de la empresa escocesa Macduff Shellfish, continúa detenido por funcionarios franceses por presuntamente operar en aguas francesas sin licencia.

Andrew Brown, director de asuntos públicos de Macduff, declaró que el barco de la empresa se había visto "atrapado en la disputa en curso entre Reino Unido y Francia sobre la implementación del acuerdo de pesca Brexit".

Brown dijo que la tripulación del barco está de "buen humor" y permanecerá a bordo hasta su liberación.

"Esperamos que el gobierno del Reino Unido defienda los derechos de la flota pesquera del Reino Unido y garantice que la Unión Europea respete plenamente los derechos de pesca previstos en el acuerdo de pesca del Brexit", añadió.

Relacionados

Francia amenaza con prohibir acceso a botes de pesca británicos

Brexit: Francia amenaza con cortar el suministro eléctrico a Reino Unido

Boris Johnson se apresta a reorganizar el gabinete británico

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.