El Reino Unido busca una salida al bloqueo de sus fronteras por el coronavirus

·2  min de lectura
Un camión circula bajo un letrero que indica el cierre total de la frontera de Inglaterra, el 21 de diciembre de 2020 en una carretera de Calis, al noroeste de Francia

El gobierno británico, en conversaciones con las autoridades francesas para permitir la reanudación del tráfico de mercancías interrumpido debido al descubrimiento de una mutación del coronavirus, afirmó el martes estar considerando la posibilidad de hacer test de covid-19 a los camioneros.

"Estamos en conversaciones con nuestros homólogos franceses" y "encontraremos una solución", aseguró la ministra del Interior, Priti Patel, al canal Sky News.

"Forma parte de la discusión" efectuar pruebas de diagnóstico en los puertos británicos antes de la salida, precisó.

Francia decidió suspender a partir del domingo por la noche y durante 48 horas todas las llegadas procedentes del Reino Unido tras el hallazgo en el país de una variante más contagiosa del coronavirus, que provocó un repentino tercer confirnamiento de Londres y partes del sureste de Inglaterra.

Según Patel, unos 650 camiones están actualmente bloqueados en la autopista que va de Londres a Dover, el principal puerto británico en el Canal de la Mancha, cerrado al tráfico de salida desde el domingo por la noche.

Otros 800 camiones están estacionados en un antiguo aeropuerto cercano.

El primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó el lunes por la tarde haber hablado del tema con el presidente francés, Emmanuel Macron, y buscaban "resolver la situación en las próximas horas".

Johnson, criticado por su gestión de una pandemia que se ha cobrado casi 68.000 vidas en el Reino Unido, argumentó que el riesgo de transmisión por parte de los camioneros solos en sus cabinas es "realmente muy bajo".

Según una estimación comunicada por el Reino Unido a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la transmisión de esta nueva variante es entre un 40% y un 70% superior a las anteriores.

Los científicos británicos que asesoran al gobierno señalaron por su parte una mayor transmisión en los niños en comparación con otras cepas y están trabajando en esta hipótesis para explicar su fuerte propagación.

spe-acc/zm