Pacientes muriendo en la ambulancia a las puertas del hospital: un informe destapa la terrible realidad tras la aparente normalidad en Reino Unido

·4  min de lectura

The Guardian ha tenido acceso a un informe realizado por la Asociación de Jefes Ejecutivos de Ambulancias (AACE) basado en cifras oficiales del sistema nacional de Salud que desde el propio periódico han calificado como “explosivo”. Según se explica en él, en Reino Unido fallecen personas en las ambulancias a las puertas del hospital esperando a ser atendidas y alrededor de 160.000 sufren daños como consecuencia de las esperas para ser admitidos o trasladados a urgencias. 

Un informe al que ha tenido acceso The Guardian pone de manifiesto el problema de las colas de ambulancias con pacientes esperando a ser atendidos a las puertas de los hospitales en Reino Unido. (Foto: Mike Kemp/In Pictures via Getty Images)
Un informe al que ha tenido acceso The Guardian pone de manifiesto el problema de las colas de ambulancias con pacientes esperando a ser atendidos a las puertas de los hospitales en Reino Unido. (Foto: Mike Kemp/In Pictures via Getty Images)

La situación es preocupante y no se trata de un problema exclusivo de la pandemia (aunque esta haya agravado la situación) ya que desde The Guardian señalan que estas esperas a las puertas de los hospitales se llevan produciendo años. El texto no solo habla de pacientes ‘atrapados’ en la parte trasera de la ambulancia sin que sean atendidos en urgencias, sino también de pacientes a los que los paramédicos no pueden acceder y, pese a llamar a Emergencias, deben esperar horas a que llegue la ayuda.

Entre esos 160.000 afectados, señalan los jefes de ambulancias, 12.000 sufren “daños graves” como consecuencia de las esperas. Se habla en el informe de patologías como dolor en el pecho, sepsis, problemas cardíacos, epilepsia y Covid-19. El citado medio británico señala que “el problema se ha vuelto mucho más grave en los últimos meses, ya que todos los servicios del NHS han experimentado una demanda de atención sin precedentes”.

En su informe, la AACE, que representa a los directores ejecutivos de los 10 servicios regionales de ambulancia del país, detalla que “cuando los pacientes muy enfermos llegan al hospital y luego tienen que esperar un tiempo excesivo para que los entreguen a los médicos de emergencias para recibir una evaluación y atención definitiva, es completamente predecible y casi inevitable que surja algún nivel de daño”.

Sobre los fallecimientos por estas esperas en las partes traseras de las ambulancias, no existe un número oficial, pero sí apuntan que “sabemos que, lamentablemente, algunos pacientes han muerto mientras esperaban fuera del servicio de Urgencias, o poco después de su eventual ingreso en el servicio de Urgencias después de una espera. Otros han muerto mientras esperaban la respuesta de una ambulancia en la comunidad”.

En este sentido, puntualizan que, “independientemente de si una muerte puede haber sido un resultado inevitable, este no es el nivel de atención o experiencia que desearíamos para alguien en sus últimos momentos. Cualquier forma o nivel de daño no es aceptable”.

Para hacer el cálculo y la estimación de pacientes afectados, los responsables del informe tomaron como ejemplo el 4 de enero de este mismo año. “Si estos resultados del 4 de enero de 2021, que no fue un día atípico, se extrapolan a todos los retrasos en la entrega que ocurren todos los días, los casos de daño potencial podrían llegar a 160.000 pacientes afectados al año”.

Explican que las ambulancias han sido diseñadas para que los pacientes sean entregados en Urgencias en un cuarto de hora y que, en cualquier caso, no tengan que esperar más de media hora. El problema es que en los últimos años cada vez son más frecuentes las colas de ambulancias esperando para que los médicos y enfermeros reciban a los pacientes. 

Para hacerse una idea de la situación real más allá de la alerta y las cifras del informe, en The Guardian recogen cuatro casos de fallecimientos en los que hubo esperas como las que denuncian desde la AACE ocurridos en las últimas semanas. Un paciente con un paro cardíaco esperando una hora fuera del hospital; una mujer que murió esperando un ambulancia que tardó cinco horas en llegar; otro paciente con un paro cardíaco que esperó cinco horas en la ambulancia; y otra mujer murió después de esperar una hora una ambulancia porque no había ninguna libre cerca de su zona.

La respuesta desde el Departamento de Salud y Atención Social a esta información es que “estamos comprometidos en apoyar a los equipos de ambulancias que trabajan incansablemente respondiendo a las emergencias todos los días. NHS England and Improvement ha otorgado a los fideicomisos de ambulancias 55 millones de libras esterlinas adicionales para aumentar la cantidad de personal para el invierno, ayudándolos a reforzar la capacidad en las salas de control y en la primera línea”. 

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.