El Reino Unido alerta del impacto en África de la guerra en Ucrania

Londres, 4 nov (EFE).- El ministro británico de Asuntos Exteriores, James Cleverly, subrayó este viernes en la cumbre del G7 el compromiso con el "apoyo a Ucrania", así como el "impacto" que la invasión "ilegal" de Rusia está teniendo en otros lugares del mundo, como África.

En su segundo día en Münster (oeste de Alemania) con motivo de la reunión del G7, Cleverly dijo en una declaración a los medios que "es un momento muy importante para que los ministros del G7 se reúnan".

El político tory reveló que los titulares de Exteriores habían departido sobre "la situación en Ucrania y la invasión ilegal y no provocada de Rusia", entre otros temas tratados.

"Al tiempo que continuamos comprometidos con el apoyo a Ucrania, mientras ellos se defienden contra esta agresión rusa, debemos al mismo tiempo reconocer el impacto que las acciones de Rusia están teniendo en otros lugares del mundo", dijo Cleverly.

El jefe del Foreign Office indicó que se reúne hoy con representantes de la Unión Africana para abordar "el impacto sobre la hambruna global".

"Las acciones de Rusia, de (el presidente ruso, Vladímir) Putin, han sumido a las personas que pasan hambre de todo el mundo en todavía una mayor desesperación", lamentó.

Por ello, consideró "importante continuar manteniendo nuestra resistencia estratégica y aferrarnos a ella hasta que esto termine, tanto para respaldar a los ucranianos mientras se defienden y también para aliviar la presión sobre las personas de todo el mundo que ya padecen inseguridad alimentaria y están al borde de la hambruna".

En un comunicado difundido hoy por el Foreign Office, esta cartera indicó que la agenda del ministro incluyó un encuentro sobre Irán y el Plan de Acción Conjunta con Estados Unidos, Francia y Alemania, antes de unirse a otras sesiones sobre Irán y Asia Central.

A esas reuniones les siguieron encuentros bilaterales con socios de la Unión Europea, Estados Unidos y Kenia y un almuerzo de trabajo centrado en los desafíos estratégicos para el G7 y África.

(c) Agencia EFE