La reina Isabel, ¿lista para abandonar la corona?

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 27 (EL UNIVERSAL).- Parece que la reina Isabel II ya sabe la fecha en la que cederá el trono de la familia real británica a la siguiente generación de reyes, pues de acuerdo con reportes de la prensa extranjera, no pasarán más de 18 meses antes de que la monarca corone a su hijo el príncipe Carlos como rey de Inglaterra, después de alcanzar los 95 años, justo cuando se retiró del público su esposo el duque Felipe de Edimburgo.

Los recientes escándalos que han rodeado a la familia real británica debido a la amistad del príncipe Andrés y el pedófilo Jeffrey Epstein, orillaron al hijo menor de la monarca a dar una entrevista para televisión que se salió de control y que, además, no fue aprobada por la corona inglesa; por tal motivo, el duque de York tuvo que renunciar a sus labores como representante de la realeza a petición del príncipe Carlos y su hijo William, siguientes en la línea sucesoria al trono.

Este ha sido un paso muy importante para el príncipe Carlos, pues los expertos aseguran que desde hace algunos años el viudo de Lady Di comenzó a practicar para el puesto de futuro rey. De acuerdo con "Daily Mail", el príncipe de Gales ha asumido el rol de "príncipe regente" mientras llega su turno.

Esto explicaría por qué la reina Isabel ha reducido considerablemente su número de compromisos de 332 en 2016 a 283 en 2018. Mientras tanto, Carlos realizó 507 ese mismo año. El mismo portal asegura que el príncipe de Gales se unirá pronto con su padre, el duque de Edimburgo, quien desde su retiro a los 95 años se ha instalado en una villa de Wood Farm, para terminar de instruirse en los temas de la familia real y sus manejos.

El duque de Edimburgo fungió como "puño de hierro" y quien metía en cintura a cada uno de los Windsor cuando lo ameritaba, razón por la cual también se especula el príncipe Andrés logró llevar a cabo esa polémica entrevista, pues se piensa que de seguir al tanto, el esposo de la reina jamás le hubiera permitido esta acción.

Aunque han surgido especulaciones sobre la posibilidad de que el príncipe Andrés retome sus actividades reales, se ha desvelado que el príncipe Carlos y William se han negado a regresarle su puesto.

Sin embargo, aun cuando el príncipe Carlos cuenta con la aprobación de sus padres y del resto de su familia para su asunción al trono, medios británicos reportan que los contribuyentes ingleses prefieren al príncipe William sobre su padre, lo que podría ser un obstáculo para su coronación.