La reina Isabel II nombró a Liz Truss dos días antes de morir

·1  min de lectura

En sus propias palabras la reina Isabel II se comprometió con su pueblo hasta el final, “toda mi vida ya sea larga o corta, la dedicaré a vuestro servicio” dijo cuando subió al trono hace 70 años. Dos días antes de morir su majestad logró realizar el nombramiento de Liz Truss como primera ministra británica, cuando su salud ya preocupaba a los médicos en el Balmoral. Después de la dimisión de Boris Johnson poco era el tiempo que quedaba para que se eligiera un nuevo lider conservador, que por cosas del destino alcanzó a recibir el visto bueno de la hoy difunta monarca.