De rosa y con la Tiara de Lis: la apuesta de la Reina para la cena de gala en Japón

Día muy especial (y declarado festivo) en Japón con motivo de la entronización de Naruhito. El 126º emperador nipón y su esposa, la emperatriz Masako, partiparon a primera hora del día en una ceremonia en el Palacio Imperial que supuso su subida al trono frente a distintos representantes de las Casas Reales, como los reyes de España. Una ocasión, en la que la reina Letizia triunfó con un sublime look que marcó la diferencia por su estampado floral y que acompañó de una diadema de terciopelo y joyas con historia. Y continuando con sus aciertos en suelo nipón, su estilismo para la cena de gala posterior tampoco ha defraudado y ha cumplido con todas las expectativas.

VER GALERÍA

Reina Letizia

Para tan protocolaria ocasión, doña Letizia ha definido su imagen con un vestido de gala en color rosa chicle con bordados florales en color blanco, que se sitúan estratégicamente en la cintura y cuerpo para estilizar la figura. Con manga al codo, escote redondo y falda de línea princesa, acompañaba este diseño hecho a medida de Carolina Herrera con un clutch frambuesa (modelo Scala Insignia de CH Carolina Herrera, 450 euros)  y majestuosas piezas del joyero real.

- El día que doña Letizia se atrevió a cambiar de peinado con el complemento de moda

Loading the player...

Si esta mañana sorprendió al llevar por primera vez su collar de chatones, hoy ha vuelto a lucir la Tiara de Lis, la más significativa de la Casa Borbón y que es bautizada por llevar el emblema de la familia. Una joya, regalo de Alfonso XIII a la reina Victoria Eugenia con motivo de su enlace, que ha llevado en numerosas ocasiones también la reina emérita doña Sofía desde que la mostrara en una Visita de Estado de los reyes de Suecia en 1983 y que vimos por primera vez en doña Letizia en febrero de 2017. Fue su elección para acudir a una cena de gala en el Palacio Real de Madrid con motivo del viaje a España del presidente de la República de Argentina, Mauricio Macri, y su esposa, Juliana Awada.

- La reina Letizia y su espontáneo abrazo a Masako, el momentazo de la cena de gala en Japón

VER GALERÍA

Reina Letizia

Para un acabado aún mas royal, también recurrió al joyero real para encontrar sus pendientes. En esta ocasión, se decanta por unas piezas de diamantes con talla orla montados en garra y son los mismos que llevó la infanta Cristina en su boda con Iñaki Urdangarin. Originariamente, pertenecieron a la reina Victoria Eugenia, como también las brazaletes que lleva: las pulseras gemelas de Cartier. Tampoco falta su anillo artesanal de Karen Hallam, del que no se separa últimamemte.