Rehén israelí sufrió "castigos" durante ocho meses de cautiverio a manos de Hamas, según su familia

(CNN) -- La familia de uno de los rehenes rescatados en una operación israelí el fin de semana declaró que sufrió maltrato psicológico a manos de sus captores de Hamas durante los ocho meses que permaneció retenido en Gaza.


Andrey Kozlov, de 27 años, fue rescatado el sábado junto a Noa Argamani, Almog Meir Jan y Shlomi Ziv durante una incursión en el campo de refugiados de Nuseirat, en el centro de Gaza. La operación fue solo el tercer rescate israelí de rehenes retenidos en Gaza y su éxito se ha celebrado en Israel. Sin embargo, dejó un rastro de devastación: según las autoridades de Gaza, al menos 274 palestinos murieron en el asalto y en el posterior tiroteo con combatientes de Hamas.

Así fue la operación israelí que rescató a cuatro rehenes y dejó más de 270 palestinos muertos, según funcionarios

Kozlov y los demás fueron retenidos en dos edificios civiles del territorio densamente poblado. Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) afirmaron que la redada se llevó a cabo en los dos edificios simultáneamente por temor a que los captores mataran a algunos de los rehenes si se enteraban de que se estaba desarrollando una operación.
Kozlov, ciudadano ruso, se mudó a Israel hace casi dos años. El 7 de octubre trabajaba como guardia de seguridad en el festival de música Nova cuando fue secuestrado y llevado a Gaza.

En una entrevista concedida a CNN, la familia de Kozlov reveló algunos detalles de la terrible experiencia de su hijo, como que en un principio creyó que las fuerzas israelíes que lo salvaron habían sido enviadas para matarlo.

El padre de Kozlov, Mikhail Kozlov, dijo que su hijo estaba "muy asustado" porque los combatientes de Hamas llevaban meses diciendo falsamente que "Israel quería matarlos a todos" alegando que "eran un problema para Israel".

"Le dijeron que Israel quería matarlo. No entendía por qué venían las FDI. Tenía miedo de que las FDI vinieran a matarlo. Tardó algún tiempo en darse cuenta de que venían a rescatarlo".

Mikhail dijo que su hijo no quiso revelar todas las formas en que había sido maltratado, diciendo que "no era visto como un ser humano por ellos".

"Yo diría que lo castigaban por cualquier comportamiento que consideraban incorrecto", dijo.

"Uno de los ejemplos que nos dio Andrey... es que a la hora más calurosa del día lo cubrían con mantas", dijo.
"Es una experiencia muy dura. Estar deshidratado cuando hace calor".

Su hermano, Dmitry, dijo que "intentaban no dejarle marcas [físicas]... Pero aun así lo castigaban de una forma u otra. Muy a menudo por cosas triviales". "Le decían que no hablara en hebreo, que tenía que susurrar y [hasta eso] en inglés".

Al describir su reencuentro, Mikhail dijo: "El primer encuentro fue muy conmovedor... Esperábamos tener una reunión vibrante y algo de alegría, pero en lugar de eso, se arrodilló y rompió en llanto y eso fue muy conmovedor para nosotros".

Nuevas imágenes del mortal operativo de Israel para rescatar a cuatro rehenes

Dmitry dijo que su hermano se siente en deuda con Israel. "Dice que no entiende qué hizo para merecer esta generosidad hacia él, porque no ha hecho nada. Así que se siente obligado a transmitir esta bondad a la siguiente persona y ayudar a sacar a otros [rehenes]".

Kozlov, de 27 años, se encontraba entre los rehenes rescatados. Crédito: Ejército israelí/Handout via Reuters

Con el rescate de los cuatro rehenes, quedan en Gaza 116 de los ataques del 7 de octubre, de los que se cree que 41 han muerto.

Mikhail se mostró partidario de conseguir la liberación de los rehenes restantes por cualquier medio: mediante negociación o nuevas acciones militares.

"Si es posible llegar a un acuerdo, si un acuerdo puede ayudar a liberarlos, que así sea", afirmó. "Si es posible llevar a cabo una operación de este tipo de nuevo, entonces debe ser una operación para la liberación de estos rehenes.

Tenemos que utilizar cualquier medio para devolver a estas personas a sus familias".

"Muchos abusos, casi todos los días"

El médico encargado del tratamiento médico de los cuatro rehenes israelíes rescatados el sábado afirmó que fueron golpeados mientras estuvieron cautivos de Hamas en Gaza.

"Fue una experiencia dura, dura, con muchos abusos, casi todos los días", dijo a CNN el doctor Itai Pessach. "Cada hora, tanto físico como mental y de otros tipos, y eso es algo que está más allá de la comprensión".

Pessach dijo que los ocho meses pasados en cautiverio "dejaron una marca significativa en su salud" y a pesar de parecer en buenas condiciones inicialmente, todos están desnutridos. "No tenían proteínas, por lo que sus músculos están extremadamente desgastados, hay daños en algunos otros sistemas debido a eso".

Dijo que los rehenes le contaron que los habían trasladado varias veces, tratando con varios guardias diferentes. El suministro de alimentos y agua era muy irregular.

"Hubo periodos en los que casi no recibieron comida, otros en los que fue un poco mejor, pero en general, la combinación del estrés psicológico, la desnutrición o no recibir suficiente comida o no recibir el tipo adecuado de comida, la negligencia médica, estar limitados al espacio, no ver el sol y todas las demás cosas tienen un efecto significativo en la salud".

ANÁLISIS | La operación de rescate de rehenes y la agitación política israelí agudizan el perjudicial dilema de Biden

El testimonio es la última revelación sobre las condiciones en las que Hamas mantiene a los rehenes. Otros rehenes han relatado anteriormente sus calvarios.

Keren Munder, su madre y su hijo de 9 años, que figuraban entre las decenas de rehenes liberados en virtud de una tregua temporal el año pasado, soportaron días comiendo únicamente pan de pita, según su prima Merav Mor Raviv.
Tanto Munder como su madre perdieron entre seis y ocho kilos de peso.

Otra rehén, Adina Moshe, de 72 años, soportó condiciones "horribles" mientras estuvo cautiva, según su sobrino, que añadió que no tuvo acceso a instalaciones básicas como una ducha.

Israel lanzó su guerra en Gaza tras los atentados de Hamas del 7 de octubre, en los que los combatientes mataron a unas 1.200 personas y tomaron a más de 250 como rehenes. Desde entonces, la campaña israelí ha matado a más de 37.000 personas, según el Ministerio de Sanidad de Gaza, y ha desencadenado una crisis humanitaria. La preocupación por la inseguridad alimentaria y la hambruna va en aumento, y un informe de la ONU advertía recientemente de que más de un millón de personas, la mitad de la población de Gaza, "se enfrentan a la muerte y el hambre" para mediados de julio.

The post Rehén israelí sufrió "castigos" durante ocho meses de cautiverio a manos de Hamas, según su familia appeared first on CNN.