Regulador UE halla posible vínculo entre vacuna de J&J y casos de coágulos

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Un vial y una jeringa médica frente al logotipo de Johnson & Johnson

20 abr (Reuters) - El regulador de medicamentos de Europa encontró un posible vínculo entre la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson y casos de un tipo raro de coágulos en adultos que recibieron dosis de la fórmula en Estados Unidos, pero indicó que los beneficios generales superan los riesgos.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) dijo el martes que su comisión de seguridad que debería añadirse a los lotes de vacunas una advertencia de que podrían ocurrir coágulos sanguíneos de un tipo inusual entre algunas personas inoculadas, en los que podría haber registros de una baja importante de plaquetas, de manera similar a lo que se requirió para la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca.

Las conclusiones constituyen un revés para la Unión Europea, que está batallando contra fuertes obstáculos en la campaña de inmunización después de que varias naciones del bloque suspendieron o limitaron el uso de la fórmula de AstraZeneca por casos de coágulos sanguíneos.

EMA consideró que todos los episodios de trombos estudiados ocurrieron en adultos menores de 60 años, en su mayoría mujeres, en un lapso de tres semanas desde la inoculación con J&J, que funciona con dosis única.

El regulador dijo que toda la evidencia disponible, incluyendo siete casos reportados en Estados Unidos del efecto adverso, formaron parte de su evaluación.

EMA dijo que casi todos los episodios de coágulos se detectaron en el cerebro y el abdomen, de forma similar a la vacuna de AstraZeneca, Vaxzevria, que también está siendo evaluada por los reguladores de salud.

"Nuestra explicación plausible para la combinación de coágulos y los bajos niveles de plaquetas es una respuesta inmune que desencadena en una condición parecida a la que algunas veces se ve en pacientes tratados con heparina", dijo el organismo.

El regulador de salud de Estados Unidos recomendó la semana pasada detener el uso de la inyección de dosis única de J&J después de que seis mujeres menores de 50 años desarrollaron coágulos de sangre poco comunes tras recibirla, complicando los esfuerzos globales para detener la pandemia.

Los casos se informaron de entre más de 7 millones de dosis administradas en Estados Unidos hasta el 13 de abril, dijo EMA.

J&J, que registró 100 millones de dólares en ventas de vacunas contra COVID-19, ha retrasado la distribución de su fórmula en Europa, pero se está preparando para reanudar el despliegue. La farmacéutica ha dicho que su objetivo es entregar 55 millones de dosis a la UE, según lo estipulado por contrato, hacia fines de junio.

(Reporte de Pushkala Aripaka en Bengaluru. Editado en español por Marion Giraldo)