El regulador brasileño recibe el pedido de uso de emergencia de la vacuna china

Sao Paulo, 8 ene (EFE).- La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), el regulador de Brasil, informó este viernes que recibió el pedido de uso de emergencia de la vacuna contra la covid-19 desarrollada en el país por el laboratorio chino Sinovac junto con el Instituto brasileño Butantan.

La solicitud fue presentada por el Instituto Butantan después de que la Gobernación de Sao Paulo, de la que depende el centro de investigación, anunció la víspera que los estudios realizados con voluntarios en el país mostraron que esta vacuna tiene una eficacia del 78 %.

"La Anvisa ya inició la revisión de los documentos presentes en la solicitud y de la propuesta de uso de emergencia que el laboratorio puede hacer", señaló el órgano regulador en un comunicado.

La Anvisa explicó que durante las primeras 24 horas serán revisados todos los documentos y, en caso de que falte alguna información, el órgano podría solicitarla al Instituto Butantan, responsable por los estudios de la vacuna en el país.

Según explicó, la meta de Anvisa es realizar el análisis del uso de emergencia en hasta 10 días, siempre y cuando no sea necesario solicitar más información al Instituto Butantan, lo que podría prolongar el plazo.

"Anvisa actúa, conforme los procedimientos científicos y reguladores, los cuales deben de ser seguidos por aquellos que buscan la autorización de las vacunas para ser utilizadas por la población brasileña", resaltó el regulador.

La vacuna conocida como Coronavac ha sido patrocinada en Brasil por el Instituto Butantan y el estado de Sao Paulo, cuyo gobernador, Joao Doria, es el principal adversario en el campo conservador del presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

Doria, uno de los probables rivales de Bolsonaro en las elecciones presidenciales de 2022, reafirmó la víspera su intención de iniciar el proceso de inmunización el 25 de enero, una vez el uso de emergencia de la vacuna sea autorizada por la Anvisa.

Pese a las críticas iniciales de Bolsonaro a la coronavac, el Ministerio de Salud anunció el mismo jueves que decidió comprarle al Insituto Butantan 100 millones de dosis del antídoto desarrollado por la Sinovac.

El ministro de Salud, Eduardo Pazuello, informó incluso que el proceso de vacunación podría iniciar el próximo 20 de enero en todo Brasil, antes incluso que el plazo estipulado inicialmente por Sao Paulo.

La determinación del Gobierno se da tras las fuertes críticas que ha recibido por la demora para iniciar la campaña nacional de vacunación en momentos en el que el país ya ha sobrepasado los 200.000 muertos por coronavirus y podría superar los 8 millones de casos este mismo viernes.

Las cifras confirman a Brasil, con sus 210 millones de habitantes, como uno de los epicentros globales de la pandemia, como el segundo país con más muertes por covid en el mundo después de Estados Unidos y como el tercero con más casos después de la nación norteamericana e India.

(c) Agencia EFE