El regreso de la violencia al este del Congo deja 72.000 desplazados en una semana

·1  min de lectura
Una hilera de personas cargando con sus pertencencias en su huida cerca de la frontera congoleña con Ruanda

DAKAR (Reuters) - Los combates de la última semana en el este de la República Democrática del Congo entre el ejército congoleño y el grupo rebelde M23 han obligado a más de 72.000 personas a abandonar sus hogares, según informaron el viernes las Naciones Unidas.

El Movimiento 23 de Marzo o M23, un grupo militar rebelde que dice representar los intereses de la etnia tutsi en el este del Congo, está llevando a cabo su mayor ofensiva desde la insurrección de 2012-2013, que capturó vastas franjas de territorio.

Se han producido intensos combates a hasta 20 km de la principal ciudad del este del Congo, Goma, y los rebeldes capturaron brevemente la mayor base del ejército en la zona.

De las 72.000 personas que han huido, unas 7.000 habrían cruzado a la vecina Uganda, según informó la Agencia de la ONU para los Refugiados en un comunicado. Otros se han dirigido a Goma o se han refugiado en lugares construidos para albergar a las personas que huyeron de una erupción volcánica el año pasado.

El este del Congo ha experimentado un conflicto casi constante desde 1996, cuando Ruanda y otros estados vecinos invadieron su territorio en busca de milicianos hutus que habían participado en el genocidio ruandés de 1994.

El Congo cuenta con 5,6 millones de desplazados internos, el mayor número de África, según cifras de la ONU. Hay al menos 1,9 millones en Kivu del Norte, la provincia donde tienen lugar los actuales combates.

(Reporte de Aaron Ross; edición de Raissa Kasolowsky; traducción de Darío Fernández)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.