El regreso de viajeros chinos dispara las expectativas en la feria del turismo en Madrid

El regreso de los turistas chinos tras tres años ausentes de los destinos internacionales a causa del covid dispara las expectativas del sector del turismo, que espera dar vuelta definitivamente la página de la crisis sanitaria.

"Tres años es mucho tiempo, estamos encantados de que estén volviendo", afirma Angela Harizaj a AFP en un pasillo de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) de Madrid, abierta hasta el domingo.

"Antes de la pandemia, trabajábamos mucho con el mercado chino", dice esta responsable comercial de My Tour in Italy, un turoperador especializado en Italia, quien dice esperar que se produzca "pronto" el regreso masivo de los turistas chinos luego de que Pekín anunciara el fin de su política de covid cero.

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), China fue hasta la pandemia el principal emisor de turistas, con 154 millones de viajeros internacionales en 2019. Y los chinos eran además los que más gastaban, con 255.000 millones de dólares desembolsados ese año.

Pero esas cifras se derrumbaron con las restricciones draconianas impuestas por Pekín ante la pandemia, incluidas cuarentenas obligatorias para quienes viajaban al extranjero, finalmente eliminadas el 8 de enero.

- Recuperación "en marcha" -

"No tuvimos turistas chinos durante casi tres años. Ha sido extremadamente difícil trabajar con ese mercado", sostiene Tim Fairhurst, secretario general de la asociación europea de turismo (ETOA).

Para esta asociación, que agrupa a 1.200 empresas especializadas en destinos europeos, la reapertura de las fronteras es "una buena noticia".

"Todos estamos esperando con ansias que regresen los chinos" y que se retome "el ritmo" prepandemia, subraya Fairhurst.

¿Cuánto tiempo tardarán los flujos en materializarse?

En Fitur -una de las principales ferias de turismo del mundo, con 8.500 empresas y 120.000 profesionales presentes este año- algunos auguran un reinicio rápido, mientras otros son más prudentes.

"Esperamos desde hace mucho tiempo la reapertura de las fronteras chinas, así que obviamente nos gustaría que las cosas fueran rápido", dice con una sonrisa Vanessa Losbar, directora comercial de la rama de ocio de B&B Hotels, propietaria de 680 establecimientos en el mundo.

Con el levantamiento de las restricciones, la cadena de hoteles de bajo coste recibió 10.000 solicitudes de pernoctaciones en la región de París para grupos de turistas chinos. "Claramente, la recuperación está en marcha", se congratuló Losbar.

Un optimismo compartido por Carlos Garrido de la Cierva, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viaje (CEAV), quien dio por sentado que los turistas chinos tienen "muchas ganas de viajar después de tres años con restricciones".

"En muchos países la recuperación ha sido inmediata, con lo cual esperamos que con China pase lo mismo", señala.

- Obstáculos -

No obstante, la OMT, que espera que el turismo mundial se acerque a los niveles prepandemia este año después de una marcada mejora en 2022, advierte de obstáculos que podrían retrasar la recuperación, empezando por un empeoramiento de los índices sanitarios.

De hecho, la explosión de casos de covid en China llevó a varios países, incluidos Francia, Estados Unidos y Japón, a imponer la obligatoriedad de presentar una prueba PCR desde principios de enero a las personas que lleguen en vuelos procedentes del país asiático, una medida repudiada por Pekín, que a su vez anunció la suspensión de la emisión de algunos visados.

Para Tim Fairhurst, la escasez de vuelos, que no terminan de recuperarse de los cortes de frecuencias por la pandemia, y sus altos precios también podrían obstaculizar la recuperación.

Se suma el hecho de que a muchos chinos se les ha vencido el pasaporte en los últimos años y la multiplicación de peticiones para renovarlos podría crear cuellos de botella.

"Habrá que ser flexible en las cancelaciones de última hora, somos conscientes", asegura Vanessa Losbar. Una opinión compartida por Angela Harizaj, que dice: "Sabemos que el regreso de los turistas chinos puede tardar un poco, pero estamos en camino".

vab/du/mb/mar