Así será el regreso a la nueva normalidad del Centro Histórico

CIUDAD DE MÉXICO, junio 27 (EL UNIVERSAL).- Como parte del Plan de Reapertura del Centro Histórico tras definirse el cambio del semáforo epidemiológico a naranja en la Ciudad de México, a partir de la próxima semana el comercio en la vía pública del Centro Histórico se reinstalará, pero bajo diversas condiciones, informó la directora general de la Autoridad del Centro Histórico, Dunia Ludlow.

La zona oriente del Centro Histórico se dividirá en tres zonas: Norte, que laborará de jueves y sábado y será de Eje 1 Norte a San Ildefonso y de República de Argentina a Eje 1 Oriente; la Zona Centro laborará martes y viernes, y será de San Ildefonso a Venustiano Carranza, también de República de Argentina a Eje 1 Oriente; y la zona Sur, que se podrá instalar de lunes a miércoles y estarán en Venustiano Carranza a Nezahualcóyotl, de Pino Suárez a Eje 1 Oriente.

Dunia Ludlow comentó que hubo una coordinación con los comerciantes para poder cumplir con estas condiciones, en las que se incluye que los puestos sean de no más de 1.20 x 2 metros y se instalen con rejillas, además de que solo una persona podrá laborar en ese espacio, misma que deberá utilizar careta, cubrebocas y gel antibacterial.

Reabren estaciones de Metrobús que cerraron por Covid

"Para entrar en este planteamiento, se tuvieron que retirar estructuras metálicas que tenían los puestos", dijo.

Esta mañana de sábado se presentó el Plan de regreso a la nueva normalidad del Centro Histórico, mismo que adelantó esta semana EL UNIVERSAL, en el que incluye un esquema de flujos vehiculares con calles compartidas y otras con acceso controlado, reducción de afluencias y control en plazas comerciales y en la reinstalación de comercio en vía pública.

Para la reducción de afluencias se decidió realizar una reapertura gradual y ordenada en los Perímetros A y B de CH, con una semana rotativa donde, a partir de la próxima semana, los negocios con números pares podrán abrir lunes, miércoles y viernes y los nones martes, jueves y sábados, todos deberán trabajar de 11:00 a 17:00 horas, los horarios se rotarán cada semana, y los domingos el Centro Histórico permanecerá cerrado.

También se decidió hacer una configuración de calles en perímetro de actuación, con tres modelos: Operación habitual, donde banquetas y carriles vehiculares conservan dimensiones y usos actuales; calles flexibles, en donde se ampliará el espacio peatonal hasta la mitad del actual arroyo vehicular; y calles peatonales, donde se habilitará espacio exclusivo peatonal tanto en banquetas como en espacio de arroyo vehicular, en algunas vialidades de alta demanda que podrán implementarse medidas de dosificación interna.

El titular de la Secretaría de Movilidad, Andrés Lajous Loaeza informó que las calles que permanecerán con operación habitual son: Callejón del 57, Plaza de la Constitución,

Donceles, República de Cuba, San Jerónimo, 20 De Noviembre, Pino Suárez, Bolívar - Ignacio Allende, Isabel La Católica - Rep. De Chile, República de El Salvador, Belisario Domínguez, Eje 1 Oriente, Eje Central e Izazaga - San Pablo.

Las que se habilitarán como calles flexibles serán Palma, Correo Mayor - Del Carmen, San Antonio, Tomatlán - San Ildefonso, Venustiano Carranza – Manzanares, República de Uruguay, Tacuba, 5 De Mayo, 5 De Febrero, Jesús María – Loreto, Mesones – Vizcaínas, República de Perú - Apartado - Peña y Peña, y Rep. de Brasil - Monte de Piedad.

En tanto, las que se habilitarán como peatonales son: 16 De Septiembre, Gante - Filomeno Mata, Palma, Aldaco, Meave, San Jerónimo, Regina – Misioneros, Corregidora, Soledad, Emiliano Zapata, Moneda – Seminario, Rep. De Guatemala, Rep. De Colombia, Rep. De Bolivia, Mesones – Ramón Corona, Nacional, Manuel Doblado, Callejón Mixcalco, San Marcos, Leona Vicario, Rodríguez Puebla, Girón, Rep. De Argentina, Academia, Las Cruces, Roldán, Santo Tomás, Lic Verdad, Torres Quintero y Plaza Torres Quintero.