Regreso a clases: el gremio de Roberto Baradel puso en duda el anuncio de Axel Kicillof

Javier Fuego Simondet
·3  min de lectura
El gremio que dirige Roberto Baradel negocia con el gobierno bonaerense por el inicio de clases
Fuente: Archivo

Después de la confirmación del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, del regreso a la presencialidad a partir del 1º de marzo en la provincia de Buenos Aires, el Suteba, gremio que lidera Roberto Baradel, atenuó las expectativas y aclaró que la determinación de esa vuelta se trabajará por distrito de acuerdo a la situación epidemiológica y en el marco de un plan jurisdiccional que establece protocolos.

"El 1° de marzo habrá presencialidad en toda la provincia siguiendo cuatro criterios: tapabocas, ventilación, distanciamiento y limpieza", señaló ayer Kicillof, en una conferencia de prensa en Villa Gesell. Aclaró que su gobierno propicia "un regreso cuidado, gradual y sometido a criterios epidemiológicos y pedagógicos".

Ese regreso, según aclaró a LA NACION una de las secretarias adjuntas de Suteba, Silvia Almazán, no será generalizado. "Donde esté el plan jurisdiccional garantizado, se va a comenzar. Si un distrito está con circulación alta del virus, las restricciones son sociales y no solo para la escuela", señaló Almazán. "Seguramente, algunos distritos empezarán y otros no. Será progresivo".

IOMA: despiden a gremialistas que denunciaron corrupción en el manejo de fondos de la obra social

"De acuerdo a la condición epidemiológica de cada distrito, se va a definir" y que para eso habrá reuniones "desde mediados de febrero". Agregó que las clases presenciales "van a comenzar donde las condiciones estén garantizadas, porque así pasó en 2020 en los 20 distritos en los que se regresó [a las aulas]", señaló Almazán, jerárquica del Suteba, el gremio de docentes más representativo de la provincia.

La negociación que definirá cómo y en qué distritos volverán las clases presenciales tendrá lugar a mediados de febrero
Fuente: Archivo - Crédito: Santiago Hafford

Esa vuelta en 20 distritos el año pasado tuvo en cuenta, según enumeró Almazán, condiciones como "nula o escasa circulación del virus, higiene y limpieza de los edificios escolares, protocolos de transporte escolar y organización del trabajo docente". Añadió que "es una normativa provincial" y que "el gobierno está comprometido a garantizarla nuevamente".

Axel Kicillof: "Hicimos frente a la mayor crisis sanitaria del último siglo con dos escarbadientes"

La directora general de Cultura y Educación bonaerense, Agustina Vila, también aclaró hoy los alcances del anuncio que ayer adelantó el gobernador. "Cada escuela organizará su vuelta a clases de acuerdo a su infraestructura y dependerá del metraje de las aulas, el espacio y la cantidad de estudiantes", explicó en declaraciones a Radio Provincia. "El regreso a clases se hará de acuerdo a la situación sanitaria", resaltó.

"El 1° de marzo comienza el ciclo lectivo 2021, con la mayor presencialidad posible, en toda la provincia de Buenos Aires", concluyó Vila.

En la provincia de Buenos Aires habrá un regreso a clases el 17 de febrero, el mismo día en que Horacio Rodríguez Larreta pretende un inicio del ciclo lectivo presencial en la ciudad de Buenos Aires. En el caso bonaerense, en esa fecha solo habrá asistencia de estudiantes que tuvieron bajo o nulo vínculo con la escuela durante 2020.

"En otras jurisdicciones no hay protocolos y se trasladó la responsabilidad a los directivos; pero en la provincia hay una planificación graduada y segura", diferenció la sindicalista Almazán.